Ayer me comentaban que Páris, que es como escribimos el nombre de nuestro club, es una palabra llana y que no debería llevar tilde. Así es, una palabra llana que termina en s no la lleva. Por qué se la ponemos.

París, la ciudad

Páris, Paris y París

Páris, Paris y París

El nombre de la capital de Francia, París, es una palabra aguda y termina en s. Por tanto debería llevar tilde según las reglas de ortografía. ¿Cuál es el problema? Que el 90 e incluso el 95% de la gente, no se la pone. Conclusión, cuando escriben el nombre de la ciudad, al no ponerle tilde, en realidad están escribiendo el nombre del personaje de la mitología griega, Paris.

Paris, personaje mitológico

Seguro que habéis visto Troya, la película protagonizada por Brad Pitt en el papel de Akiles y Orlando Bloom en el de Paris. El nombre del arquero es Paris, un personaje de la mitología griega. Como comentaba, es una palabra llana y al terminar en s, no lleva tilde. Entonces, ¿por qué escribimos el nombre de nuestro club de atletismo con tilde?

Páris, Paris y París

Páris Paris París

Páris, un club de atletismo de Madrid

En efecto, Páris está mal escrito. Es una palabra llana, terminada en s y, por tanto, no debería llevar tilde. ¿Por qué se la ponemos? Porque si escribimos bien el nombre, Paris, la gente va a leer París. Y el nombre de nuestro club no es el de la capital de Francia, sino el del personaje mitológico.

Por esta razón nos permitimos la licencia gráfica de poner la tilde en el acento de Paris. De esta manera cuando lean el nombre de nuestro club, dirán Páris y no París, que es como nos leen cuando escribíamos correctamente el nombre.

En los más de 10 años que llevamos escribiendo el nombre de nuestro club con tilde solo tres personas me lo han comentado. Ayer leí a una de ellas por email, las otras dos que me lo han comentado son profesores.

Deja un comentario