La dieta del corredor

La dieta del corredor

Qué debemos comer los corredores. Pregunta que nos hacemos todos cuando empezamos a correr y nos queremos tomar esto un poquito en serio. ¿Cuál es la mejor dieta del corredor? Antes de entrar en detalles vamos a ver unas nociones básicas de las vías metabólicas.

Aeróbico vs anaeróbico

Los ejercicios en aeróbico son aquellos en los que no se produce ácido láctico. Por tanto son ejercicios de larga duración a intensidades bajas. Un ejemplo puede ser una carrera continua suave de 1 hora, una salida en bici de 2 ó 3 horas, media hora nadando, etc. Son ejercicios de resistencia pura y el músculo se nutre básicamente de las grasas

Por su parte, el trabajo en anaeróbico sí que produce ácido láctico. Para el caso de las carreras estamos hablando fundamentalmente de las series. En este tipo de entrenamiento las intensidades son altas, pero el tiempo de duración es corto. El músculo se nutre de los hidratos de carbono.

Cómo tiene que ser la dieta del corredor

Hay que comer de todo. Es verdad que como corredores vamos a necesitar un aporte extra de hidratos de carbono, por lo que es recomendable comer pastas o arroz al menos una vez al día. Nuestras necesidades de este nutriente son superiores a los de la población sedentaria o a los que hacen otros deportes.

Pero no debemos descuidar el resto de nutrientes. Frutas y verduras debemos consumirlas a diario y, en general, seguir los dictados de la pirámide nutricional (con la salvedad del aporte extra de hidratos). Es decir, que si un día hay lentejas, nos comemos las lentejas con las que conseguiremos un aporte extra de hierro. Si por la noche hay pescado, comemos pescado que nos aporta fósforo. Etc. etc. etc.

La dieta del corredor tiene que ser sana y variada. La bollería industrial, los fritos, los snacks, las grasas y los refrescos azucarados, cuanto menos mejor.

Un donuts al día, 8 kg. al año

Pero, por qué engordo. Quizás sea la pregunta que se hace una  persona sedentaria que aparentemente come bien, pero que se come un donuts cada día en el descanso del trabajo.

Pues el cálculo es este.

  • Un donuts tiene 225 kCal
  • Redondeando hay 250 días de trabajo
  • 250 días x 225 kCal = 56250
  • Cada 7000 kCal, engordamos un kg
  • 56250 / 7000 = 8 kg de más.

Consejo. Llévate una pieza de fruta y a media mañana, en el tentempié del trabajo, te la tomas y olvídate de la bollería industrial y cualquier snack de la máquina del vending.

Deja un comentario