El verano ha llegado en todo su esplendor. Vacaciones, días muy largos, las calles son hervideros de gente y, como no puede ser de otra manera, calor, mucho calor. Las altas temperaturas están consideradas como un enemigo del corredor de fondo pero a pesar de todo son muchos los atletas que prefieren la estación estival para correr, unos porque hay muchas más horas de luz, otros porque no soportan bien el frío o porque no les gusta correr de noche, etc.

Entrenar en verano tiene sus riesgos, sobre todo cuando hablamos de temperaturas por encima de los 30º. Incluso en España es fácil que muchos de los días de esta estación estemos por encima de los 35º y depende de qué zonas se flirtee como los 40. Y eso a la sombra, que es donde se toman las temperaturas. Pero estas temperaturas se alcanzan en las horas centrales del día. Sin embargo a primera hora de la mañana o a última de la tarde podemos encontrarnos con unos cuantos grados menos que nos van a dar a vida a la hora de entrenar.

Ahí van una serie de consejos para entrenar es verano. Como veréis muchos de ellos son aplicables a la vida diaria y no están muy lejos de los que nos dicen los especialistas cuando sufrimos una ola de calor.

Evita las horas centrales del día.

Si vas a entrenar en verano lo mejor es que corras a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Y si puedes elegir, hazlo por la mañana que es cuando las temperaturas son más suaves. Lo ideal sería haber terminado el entrenamiento antes de las 11 de la mañana. Y, en cualquier caso, bajo ningún concepto salgas a entrenar en las horas centrales del día.

Bebe, bebe y bebe.

En verano el cuerpo nos pide más agua que en invierno. Pero si además practicamos algún deporte la ingesta de agua se tiene que incrementar mucho más. Un cuerpo bien hidratado es la mejor defensa contra golpes de calor. Tampoco está de más que cuando salgas a entrenar te lleves una botellita de agua.

La vegetación, tu aliada.

Busca parques y jardines como sitio de entrenamiento. Si además hay césped bien cuidado podrás comprobar que la diferencia de temperatura entre el parque y el asfalto puede ser de varios grados. Y en cualquier caso, mejor correr a la sombra de los árboles que por la vasta meseta castellana.

Gorra y ropa traspirable.

No dejo de sorprenderme cuando me encuentro a gente que corre embutido en una bolsa de basura. Alguien les ha dicho que así se suda más y van a conseguir adelgazar antes y algunos lo ponen en práctica incluso en verano. Como es lógico no hay que llegar a esos extremos. Lo que sí es aconsejable es usar tejidos ligeros y traspirables.

La gorra también es aconsejable, sobre todo aquellos que tenéis la frente amplia.

Baja la intensidad y el kilometraje.

Con el mismo nivel de forma podemos llegar a hacer el doble de kilómetros con temperaturas más favorables. Por eso en verano lo mejor es bajar el ritmo o reducir el kilometraje. Si te marcas el objetivo de hacer un número determinado de kilómetros la única manera de acabar el entrenamiento es hacerlos más despacio. Si optas por mantener el ritmo será a costa de la distancia.

Vaselina y protector solar.

En verano sudamos más y es más fácil que tengamos más roces con la ropa y/o el calzado. No está de más untarse bien de vaselina las zonas más sensibles.

Tampoco está de más usar el protector solar. Incluso a primeras horas de la mañana el sol ya tiene mucha fuerza. Y si vas a terminar el entrenamiento más allá de las 10 de la mañana es casi imperativo.

No te olvides de calentar.

Sobre todo si vas a hacer un entrenamiento de calidad como series o vas a competir no te olvides de calentar. Pero, eso sí, hazlo a una intensidad más moderada. Si haces un calentamiento al ritmo que estás acostumbrado a hacerlo en épocas más frías es posible que quemes todas tus naves antes de las series o de la competición.

Se puede correr en verano y no pasa nada por hacerlo. Eso sí, sentido común. Sigue los consejos que te hemos comentado e incluso alguno más que se te pueda ocurrir. Ante la duda peca de exceso de prudencia y no se te ocurra emular a héroes de película que por caprichos del guion son capaces de atravesar desiertos a más de 40º sin una gota de agua.

2 thoughts on “Consejos para entrenar en verano

  1. Pingback: La hiponatremia

Deja un comentario