Página 1 de 27 12311 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 30 de 805

Tema: La Rodilla

  1. #1
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081

    La Rodilla

    Con el simple objetivo de informar y como es obvio, sin dar diagnóstico alguno en lesiones que no se ven ni se palpan en este medio de comunicación, reedito y actualizo el tema de la rodilla, que en su día estuvo en este foro y que por necesidades de reajustes en la página tuvo que ser eliminado, al igual que parte de vuestros temas.

    Por si alguno no lo sabe, mi profesión dista mucho de resolver estos problemas, ya que me dedico a la Pediatría y por tanto poco puedo aportar como profesional; pero como veo que casi todos tenéis problemas comunes, voy a citar lo que le sucede al corredor, de forma generalizada, cuando le duele la rodilla.



    Lesiones de la rodilla


    El mejor momento para valorar la rodilla es inmediatamente después de la lesión. Antes de transcurrida una hora desde la lesión, puede existir ya un espasmo muscular protector.

    Al cabo de 24 horas puede incluso existir un grado tal de derrame que impida una exploración satisfactoria. Al valorar las lesiones de la rodilla hay que comparar el lado afectado con el sano.

    Si existe un derrame, será necesario realizar radiografías.

    La lesión de los ligamentos, se produce cuando se realiza un movimiento anormal, o exagerado de la rodilla. El deportista puede ser que siga en actividad, pero cuando ésta cesa, aparecen el dolor y la inflamación.

    Los pasos a seguir en cuanto a la recuperación, son similares a los que se llevan a cabo en caso de un esguince de tobillo. Hielo, reposo las primeras 72 hs., y luego se empieza el tratamiento de fisioterapia.

    Cuando se lesiona la articulación de la rodilla, debe aplicársele lo antes posible soporte y compresión para controlar el derrame.
    Si el derrame es muy pronunciado, puede ser que el médico quiera aspirar el fluido bajo condiciones estériles.

    La rodilla es una de las articulaciones que se lesionan con más frecuencia y una de las más difíciles de vendar con efectividad. Esta técnica es apropiada para la mayor parte de lesiones, desde la torcedura de ligamentos hasta el higroma. Esta técnica proporciona un excelente soporte y permanece en su lugar, dejando al paciente una cierta libertad de movimientos.

    Se usa venda de crepe de 7,5-10 cm, y si se precisa una compresión muy firme usar venda elástica adhesiva. Se coloca un grueso apósito de algodón sobre la rótula. El vendaje se empieza debajo de la rodilla con dos vueltas de fijación alrededor de la pierna, y dando vueltas desde la parte interior de la pierna hacia afuera.

    Teniendo cuidado de conseguir la suficiente compresión empleando el grado adecuado de tensión y superposición, se va realizando el vendaje alrededor de la pierna en forma de espiral terminando al final dela rodilla. La vuelta final se asegura con una tira de esparadrapo.

    Si se sospecha un esguince, observar los siguientes síntomas:

    Dolor en la parte interna de la rodilla. Rodilla hinchada y sensible. Sensación de que la rodilla cede Ruido de algo que se rompe en el momento de la lesión.

    El tratamiento puede consistir en: colocar hielo sobre la rodilla por 20 ó 30 minutos cada 3 ó 4 horas durante 2 ó 3 días o hasta que el dolor desaparezca, elevar la rodilla colocándola sobre una almohada (para reducir la inflamación), tomar medicamentos antiinflamatorios, colocar una venda elástica alrededor de la rodilla para evitar que la inflamación se agrave, colocarse un inmovilizador en la rodilla o rodillera para evitar el movimiento y que se vuelva a lesionar, y reducir el dolor al moverla, usar muletas hasta que pueda caminar sin dolor, hacer ejercicios de rehabilitación.

    En general los ligamentos colaterales mediales desgarrados no se reparan con cirugía.

    Con el tratamiento y la rehabilitación apropiada, la mayoría de las personas se recuperan de una lesión del ligamento colateral medial en 2 a 6 semanas. Es muy importante que fortalezca los músculos de la pierna si el ligamento ha quedado suelto después de una lesión.

    Haga los ejercicios de fortalecimiento y rehabilitación de la rodilla.
    Vuelva gradualmente al nivel de actividad que tenía antes. Si siente dolor, póngase en contacto con su profesional médico y reduzca su actividad hasta que no sienta dolor. Pregúntele a su profesional médico si le conviene usar un inmovilizador de la rodilla al practicar deportes.
    Empiece el tratamiento apenas se produzca o se repita la lesión, y recuerde RHCE: reposo, hielo, compresión y elevación.

    Desafortunadamente, la mayoría de las lesiones del ligamento colateral medial se producen en accidentes que no se pueden prevenir. Sin embargo, puede ayudar a prevenir estas lesiones fortaleciendo los músculos del muslo y estirando lentamente sus piernas antes y después de ejercitarse. Cuando esquíe, pídale a un profesional competente que ajuste correctamente las fijaciones para que suelten el esquí al caerse.

    Para valorar el dolor meniscal y las inestabilidades. Tenemos que estar atentos a los:

    Signos funcionales: Son todas las manifestaciones dolorosas vinculadas a la lesión de la zona periférica (dado que la zona central es muda). Algunos son inespecíficos como el derrame articular, atrofia de cuádriceps o específicos como el dolor a la presión digital, circunscrito a la interlínea articular que emigra hacia adelante al extender la rodilla, y aumenta en el lado interno al efectuar una rotación interna o a las maniobras de compresión-distensión para provocar dolor a nivel del menisco afecto. Estos signos, solo traducen el trastorno funcional de la zona periférica pero no pueden asegurar la rotura meniscal.

    Signos mecánicos: Solo existen cuando es posible provocar un desplazamiento anormal del fibrocartílago. El fragmento se interpone como obstáculo al libre juego articular, determinando la aparición de un bloqueo, de un crujido, de un salto o de un resorte. Estos signos pueden aparecer de forma espontánea, como el bloqueo en semiflexión o de forma más larvada como una limitación persistente de los últimos grados de extensión. La provocación del crujido aparece solo en la maniobra que sobrecarga al menisco correspondiente acompañado en ocasiones de dolor o la misma sensación del accidente que lo originó.

  2. #2
    Fecha de ingreso
    05 mar, 06
    Ubicación
    MADRID
    Mensajes
    322
    Muchas gracias Garabita, veo que te preocupas por el tema y controlas bastante pero no me podrias concretar algo mas de mi lesion que tengo, ya que me duele cuando llevo media hora corriendo ¿porque puede ser?
    Gracias fenomeno.
    Saludo

  3. #3
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    El tema que va a continuación es de los más desesperantes para el corredor:

    Desgaste del cartílago de la rodilla

    Este, es su movimiento.

    Empezaremos primero hablando del cartílago con actualización de imágenes

    El cartílago posee una matriz firme flexible que resiste fuerzas mecánicas. Casi todos los huesos largos del cuerpo se forman primero en el embrión como cartílago, que a continuación actúa como una plantilla que se reemplaza después por hueso; este proceso se denomina osificación.

    El cartílago posee células llamadas condrocitos, que ocupan cavidades pequeñas denominadas lagunas dentro de la matriz extracelular que secretan. La sustancia del cartílago no esta vascularizada ni recibe nervios o vasos linfáticos; reciben su nutrición de vasos sanguíneos de tejidos conectivos circundantes mediante difusión a través de la matriz. La matriz esta compuesta por glucosaminoglicanos y proteoglicanos, que mantienen una íntima relación con fibras de colágena y elásticas incluidas en la matriz. La flexibilidad y resistencia del cartílago a la compresión permiten que funcione como un absorbedor de choques y su superficie lisa permite un movimiento de las articulaciones del cuerpo casi sin fricción.

    Existen tres tipos de cartílago de acuerdo con las fibras que se encuentran en la matriz: Cartílago hialino, elástico y fibrocartílago

    Cartílago hialino Se encuentra cubriendo las superficies articulares de la mayor parte de las articulaciones y en los cartílagos costales, los nasales y las paredes de las vías respiratorias. La palabra hialino se deriva del griego hyalos, que significa vidrio. En estado fresco, el cartílago hialino aparece como una masa translucida color blanco azuloso. Con excepción de los cartílagos articulares, este tejido siempre esta cubierto por pericondrio. El cartílago hialino carece de vasos sanguíneos y nervios y es relativamente celular.
    El pericondrio es una capa resistente de tejido conectivo denso que envuelve al cartílago, excepto el de la superficie articular.

    Cartílago elástico Este es semejante al cartílago hialino, excepto que tiene abundantes fibras elásticas en su matriz, además de muchas fibras colágenas delgadas. También esta rodeado por un pericondrio.
    Este tipo de cartílago se encuentra en los lugares en que se necesita sostén con flexibilidad, como el oído externo, trompa faringotimpanica, epiglotis y algunos cartílagos de la laringe.

    Fibrocartílago Este tipo de cartílago se presenta donde se necesita apoyo firme; se encuentra en los discos intervertebrales. Es el cartílago que rodea la fosa glenoidea del hombro y del acetábulo de la cadera y esta también en los discos interarticulares de las articulaciones esternoclavicular, acromioclavicular y temporomaxilar, así como en la sínfisis púbica. Nunca se presenta solo, sino que se fusiona gradualmente con el cartílago hialino vecino o con el tejido fibroso denso. El fibrocartílago es un tipo transicional entre el cartílago hialino y el tejido conectivo fibroso denso de tendones y ligamentos, sus células tienden a agruparse en cápsulas separadas unas de otras por gruesos haces de fibras colágenas.

    Cartílago rotuliano La parte posterior de la rótula está recubierta por la capa más gruesa de cartílago hialino que existe en el cuerpo.
    Las tres cuartas partes superiores de la rótula están cubiertas por cartílago hialino de 5 a 6 mm de grueso. La cuarta parte inferior de la rótula es superficie no-articular y no está recubierta por cartílago.

    Su función consiste en amortiguar de los choques producidos durante las flexiones. El reblandecimiento del cartílago rotuliano (condromalacia rotuliana) es una cause frecuente del dolor de rodilla.

    La función normal de la rodilla requiere el deslizamiento de las superficies articulares de los huesos que forman parte de la articulación.
    Estas superficies están formadas de una fina capa de tejido denominado cartílago hialino. Este cartílago actúa distribuyendo las fuerzas durante los movimientos repetidos de contacto durante el salto y la carrera.

    Una severa lesión cartilaginosa puede cambiar radicalmente el estilo de vida de los paciente jóvenes. Aparecen síntomas como bloqueos, dolor e inflamación que afectan la capacidad laboral y deportiva.

    Las lesiones del cartílago aparecen como defectos de dicha superficie cartilaginosa. Dado que el cartílago tiene una mínima capacidad de autoreparación, dejado sin tratar puede limitar grandemente la capacidad de funcionar sin dolor, deteriorando la superficie articular como se puede ver aquí, en la sección del corte del 4º grado de lesión cartilaginosa, en donde ya apenas queda cartílago.

    Las 3 enfermedades que se asocian con el desgaste del cartílago de rodilla son:

    1. La osteoartritis o artrosis, la forma más común de artritis de la rodilla. La OA suele ser una enfermedad degenerativa lentamente progresiva en que se gasta gradualmente el cartílago de la articulación. Frecuentemente afecta a la gente de mediana edad y mayor.

    2. Artritis reumatoide (también conocida como RA, su sigla en inglés) es un tipo de artritis inflamatoria que puede destruir el cartílago de la articulación. RA puede ocurrir a cualquier edad. RA generalmente afecta ambas rodillas.

    3. Artritis postraumática, que puede desarrollarse después de un daño a la rodilla. Este tipo de artritis es parecida a la osteoartritis y puede desarrollarse años después de una fractura, desgarro del menisco o daño al ligamento.

    Los Síntomas de la Artrosis: Generalmente, el dolor asociado con la artritis desarrolla gradualmente, aunque la iniciación súbita también es posible. La articulación puede ponerse rígida e hinchada, haciéndole difícil doblar o extender la rodilla. El dolor y la hinchazón son peor por la mañana o después de un período de inactividad. El dolor puede aumentar también después de actividades tales como caminar, subir la escalera o arrodillarse. Frecuentemente el dolor puede ocasionar un sentimiento de debilidad en la rodilla, resultando en inmovilizarse o caerse. Los cambios ambientales (frío o humedad) también afectan el grado de dolor de la artritis.

    El diagnóstico viene dado por un examen físico que se enfoca en la marcha, el arco de movimiento en la extremidad, y la sensibilidad o hinchazón de la articulación. Los rayos-X típicamente muestran una pérdida de espacio en la articulación de la rodilla afectada. Pruebas de sangre y otras pruebas especiales tales como Imágenes por Resonancia Magnética pueden ser necesarias para hacer el diagnóstico.

    En cuanto al tratamiento En las etapas tempranas, la artrosis de la rodilla se trata con medidas conservadoras, no quirúrgicas.
    Las modificaciones del estilo de vida pueden incluir la pérdida del peso, cambiando desde ejercicios de correr o saltar a nadar o ciclismo, y minimizando las actividades que agravan la condición, tales como la de subir escaleras.
    Los ejercicios pueden ayudara aumentar el arco de movimiento y flexibilidad así como también ayudan fortalecer los músculos en la pierna.
    Otras medidas pueden incluir aplicaciones de calor o hielo, ejercicios en el agua, linimentos o vendajes elásticos.
    Varios tipos de drogas pueden usarse para tratarla artritis de la rodilla. Porque cada paciente es diferente, y porque no toda la gente responde de la misma manera a medicaciones, su cirujano ortopédico desarrollará un programa específico para su condición.

    Las medicaciones antiinflamatorias pueden incluir aspirina, acetaminofeno o ibuprofeno para ayudar a reducir la hinchazón de la articulación.

    Glucosamina y condroitin sulfato son los suplementos orales que pueden aliviar el dolor de osteoartritis.
    Corticoesteroides son poderosos agentes antiinflamatorios que pueden ser inyectados en la articulación.
    Terapia de hialuronato consiste en una serie de inyecciones destinados a cambiar el fluido de la articulación.
    Tratamientos médicos especiales para RA incluyen inyecciones de sal de oro y otras drogas que modifican la enfermedad.
    Autoinjerto con isletas osteocondrales (mosaicoplastia) Consiste en la limpieza del cartiíago dañado y la colocación a dicho nivel de cartílago sano obtenido de zonas de la rodilla con menos participación en la carga de peso.

    Tratamiento con implante de condrocito autólogo Consiste en la obtención de condrocitos de la rodilla[/url], cultivarlos y reimplantarlos, con el fin de que se regenere el cartílago articular

    Tratamiento Quirúrgico
    Si la artrosis no responde a estos tratamientos no quirúrgicos, puede que Ud. necesite una cirugía.

    Cirugía artroscópica utiliza tecnología de fibra óptica para permitir que el cirujano pueda ver adentro de la articulación y limpiarla de partículas o reparar cartílago desgarrado, haciendo un afeitado o “shaved” de la zona lesionada.
    Incluso a veces provocan microfracturas para su regeneración.

    Una osteotomía corta la espinilla (tibia) o el fémur para mejorar la alineación de la articulación de la rodilla.

    Una artroplastia total o parcial de la rodilla reemplaza el cartílago severamente dañado de la articulación de la rodilla con metal y plástico.
    Injertar el cartílago es posible para algunas rodillas con limitada o contenida pérdida de cartílago debida a trauma o artritis.

    Imágenes

    Artroscopia

    Debridamiento

    Abrasión

    Reparación del cartílago en animación

  4. #4
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    El quiste sinovial

    La imagen

    El quiste sinovial se presenta en cualquier articulación, con una frecuencia mayor en mano y rodilla. Su contenido es líquido sinovial (mucina), es de carácter benigno histológicamente. Tiene varias opciones terapéuticas, aunque la forma quirúrgica presenta tasas de recidiva mas bajas.

    Un quiste, como el quiste de Baker (también llamado quiste poplíteo), es una acumulación de líquido detrás de la rodilla que se forma por la conexión de una bolsa normal (un saco normal que contiene líquido lubricante) con la articulación de la rodilla (más común en niños) o por la herniación de la cápsula de la articulación de la rodilla en la parte posterior de la rodilla (más común en adultos). Está última se asocia con más frecuencia a ruptura de meniscos en la rodilla.

    La causa precisa del quiste sinovial doloroso no se conoce bien, es incierta, aunque se acepta con alta probabilidad la teoría de la pre-existencia de:

    1. Traumatismos previos: con mayor hincapié en los microtraumatismos de repetición, de tipo ocupacional.
    2. Artropatías inflamatorias.
    3. Degeneración sinovial
    4. Proliferación de tejido sinovial
    5. Desarrollo de restos sinoviales.

    Histológicamente: Existen las siguientes diferencias:

    Los quistes sinoviales son neoformaciones tapizadas por células cuboides de origen sinovial, que contienen líquido gelatinoso. Aunque el liquido del ganglión es similar al sinovial, su contenido en mucus es mucho mayor. El liquido del espacio articular es una mezcla de mucina con un dializado del suero hemático. A medida que este liquido es aspirado del espacio articular su volumen se recupera con rapidez pero resulta de menor viscosidad hasta que la mucina se agrega mas tarde en forma mas lenta.

    El contenido espeso del ganglion es, con toda probabilidad, líquido sinovial en el que el dializado de suero ha sido reabsorbido en el quiste dejando solo la musina espesa.
    El ganglión proviene de la degeneración mixoide del tejido conectivo de la cápsula articular, formando una estructura fibrosa con contenido viscoso o gelatinoso.
    - Algunos estudios han evidenciado la existencia de comunicación entre el quiste sinovial y algunas articulaciones mediocarpianas a través de mecanismos valvulares parecidos a los que existen en los quistes de Baker.

    La localización de este tipo de tumores está limitada a aquellas zonas anatómicas donde exista membrana sinovial, pudiendo presentarse por ello en cualquier articulación.
    En orden de frecuencia se hallan mano, rodilla, tobillo, rodilla Por tanto, la clínica dependerá de la limitación de cada territorio en concreto.

    El quiste de Baker puede manifestarse mediante dolores en la parte posterior de la rodilla, que se irradian hacia la pantorrilla, pudiendo presentarse de manera intermitente durante la marcha o en posición prolongada en cuclillas.

    El quiste se hincha durante la extensión y se deprime cuando la rodilla se halla flexionada (signo de Foucher), siendo la tumefacción firme y elástica. Si el quiste es reducido, tiene que buscarse en bipedestación o en decúbito ventral durante un movimiento de flexoextensión de la rodilla. Es importante recordar la complicación de su rotura, que origina un cuadro de pseudoflebitis, con dolor intenso, agudo, que irradia a la pantorrilla, que aumenta de volumen. El cuadro clínico es mucho mas solapado en su evolución local, con antecedentes de varios meses de evolución, excepto las de causa traumática o de esfuerzo.

    El diagnóstico es fundamentalmente clínico, recomendando una anamnesis exhaustiva y una exploración física minuciosa, prestando atención a la presentación de síntomas que indiquen infección o déficit motores/sensitivos asociados. Los gangliones grandes pueden permitir pasajes de luz a través de la substancia (trans-iluminación)

    Imágenes

    Radiografía convencional: Habitualmente es normal, salvo que se asocie a alguna enfermedad articular reumática.
    Ecografía: En la actualidad (en algunos países europeos) se recomienda iniciar el estudio con ecografía, principalmente en lesiones quisticas de tamaño importante o que sugieran una sospecha de alguna otra patología.
    Tomografía computada: Ocasionalmente se solicita en sospecha de Quiste de Baker o en caso de un informe ecografico no concluyente. También se solicita cuando se sospecha compromiso óseo.
    Resonancia magnética: De excepcional uso, en caso de duda o mala definición, por la localización de la lesión. También cuando el diagnostico diferencial haga sospechar una lesión mas agresiva. Pero no debemos obviar las contraindicaciones, ni la irradiación corporal a la que sometemos a nuestros pacientes con ella, de todos conocidas y los costos económicos altos.

    TRATAMIENTO

    Aunque algunos gangliones desaparecen de manera espontánea, la mayoría de ellos persisten.
    ? El mejor tratamiento del ganglión asintomático es no tratarlo?
    Debido a que existe un índice de recurrencia no desdeñable, y si el problema se limita a la estética, lo que se consigue es cambiar un "bulto" por una cicatriz. Se cuentan con las diferentes alternativas terapéuticas:

    1. Colocación de férulas: En los episodios dolorosos, la inmovilización y el tratamiento antiinflamatorio oral suelen limitar el cuadro en pocos días.

    2. Tratamientos clásicos: Rotura del quiste. Aplastamiento mediante compresión externa, que se asocian a procesos pseudo-fleviticos y a altas tasas de recidivas.

    3. Aspiración del contenido + inyecciones. La aspiración es sumamente útil minimizando síntomas cuando la cirugía no se desea. La recidiva del ganglion puede esperarse en 50% de los casos de aspiración.
    La aspiración involucra la inserción de una aguja en el quiste y su retiro del contenido, previamente se deposita un anestésico local. Porque se piensa que la inflamación contribuye a la producción y acumulación del fluido en el quiste. Entonces se inyecta una droga antiinflamatoria (esteroide) en el interior del quiste, en un intento de disminuir la inflamación y prevenir el recambio de fluidos subsecuente del quiste. De todas maneras también se asocian a altas tasa de recidivas y pueden presentar complicaciones indeseables como sobreinfección.
    Una reciente investigación informa sobre el uso de otra sustancia (Hyaluronidasa, una enzima que se utiliza en el tratamiento de ciertas formas de artritis para promover la disolución de tejido redundante) junto con el esteroide después de la aspiración, los porcentajes de curación aumentó de 57% (aspiración y esteroide solo) a 89% con las substancias combinadas.

    4. Resección quirúrgica. Indicaciones:

    - Recidivas - Ganglión de gran volumen- Dolor importante- Neuropraxia- Limitación motora funcional de la actividad diaria.

    El método más fiable de tratar un quiste sinovial es por escisión quirúrgica. Se puede realizar en forma ambulatoria en algunos casos. Los gangliones del dedo pueden retirarse bajo un anestésico local. Sin embargo, los quistes que normalmente involucran la muñeca requieren un anestésico regional o general. La incisión esta directamente situado sobre el quiste, en lo posible en dirección de los pliegues cutáneos. Habitualmente se observa un filete nervioso ?cabalgando? el quiste como causa del dolor. Se debe tener especial cuidado para identificar el origen, para luego resecar una porción pequeña de la cápsula de la articulación o vaina del tendón.

    En los Quistes de Baker, la resección es mas complicada por la gran cantidad de elementos vasculonerviosos y tendinosos propios del hueco poplíteo. Priman los mismos criterios de resección ya mencionados, sin embargo el cierre es distinto por la gran cantidad de planos tendinosos, los cuales deben ser suturados prolijamente entre si, de manera que se ocluya el defecto articular.

    Inmovilización. De rutina aplicamos una férula de yeso en muñeca y yeso cerrado en rodilla y tobillo. La intención es crear una cicatrización que no este sometida a tensión. Los tiempos de inmovilización son: Ganglión tenosinovial 2 semanas. Articular 3 semanas. Quiste de Baker 3 semanas. Ganglión de pie 2 semanas.

    El quiste de Baker es una lesión benigna que no causa daño a largo plazo, pero puede ser molesto y doloroso. Es muy raro que se presente una discapacidad, ya que la mayoría de los casos se resuelven con el tiempo o con una cirugía artoscópica.

    [u]Imágenes:</u>

    En esta imagen se puede ver el quiste de Baker en el cual el líquido sinovial se ha escapado hacia la parte posterior de la articulación como resultado de algún tipo de artritis (con mayor frecuencia osteoartritis y artritis reumatoide) o una lesión traumática de la rodilla como sucede en los deportistas que con alguna frecuencia sufren desgarro del cartílago.

    El quiste poplíteo está formado por la distensión de una bolsa llena de líquido gelatinoso proveniente de la vaina de los tendones de la parte posterior de la rodilla, en especial de los músculos semimembranoso o del gemelo interno.

    Y esta imagen corresponde a la misma lesión en un niño.

    Más sobre el Quiste poplíteo

    También denominado quiste de Baker, causa un síndrome doloroso de la rodilla (particularmente del hueco poplíteo). Pueden ocurrir por causas traumáticas y no son raros en pacientes con artritis reumatoide u osteoartrosis. En 40%-50% de sujetos normales, la bursa (bolsa sinovial) gastrocnemio-semimembranosa suele estar comunicada con la cavidad articular de la rodilla y tiene un mecanismo de válvula de una vía. Esto hace que si hay un derrame intraarticular, el líquido en exceso pueda fugarse hacia la bursa, pero no puede retornar hacia la cavidad articular. Así, la bursa se distiende a manera de quiste y causa dolor, rigidez y edema por compresión de estructura vecinas. La masa quística se observa mejor por detrás, con el paciente de pie, protruyendo en el hueco poplíteo. Si el quiste es muy grande, diseca hacia abajo entre los gastrocnemios (o gemelos), o incluso se rompe, puede causar un cuadro de pseudotromboflebitis con los síntomas citados además de edema y eritema del tobillo. A veces se puede ver un "signo de la media luna" que es una zona eritematosa a violácea inframaleolar. Antiguamente se usaban artrografías para el diagnóstico y tratamiento del quiste de Baker, pero actualmente se recomienda una ultrasonografía o, en casos seleccionados, una resonancia magnética del hueco poplíteo. De acuerdo con el cuadro clínico se hará o no un estudio de ultrasonido Doppler o venografía para verificar la permeabilidad venosa. El tratamiento consta usualmente de reposo, AINE y una inyección intraarticular de esteroides. Esta última suele resolver el quiste, a menos que se haya disecado o roto, en cuyo caso puede requerirse de cirugía.

  5. #5
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    Tendinitis rotuliana

    Rodilla del saltador, rodilla del futbolista, tendinitis rotuliana (o patelar), ¿Jumper`s knee? son denominaciones de la lesión que ocurre frecuentemente en deportistas que realizan esfuerzos excéntricos del tendón patelar. Esta es una patología que se acrecienta por el aumento de la práctica de deportes, pero su fisiopatología y la compresión de su etiología y tratamiento son todavía discutidos.

    La lesión muestra microtraumas y microlesiones sobre el tejido tendinoso y su inserción ósea, donde se presenta pequeñas áreas de focos degenerativos y necróticos. Los estadios clínicos, y la interpretación subjetiva del profesional tratante son actualmente los parámetros que orientan el tratamiento de esta frecuente patología. Los tratamientos varían desde un reposo deportivo al inicio, hasta el tratamiento quirúrgico en los casos rebeldes al tratamiento conservador. Los estudios complementarios para evaluar de esta lesión son poco representativos, por lo que el manejo depende del profesional.

    El incremento de las actividades deportivas y de la exigencia en el deporte hace que las lesiones por sobreuso aumenten en la misma proporción.

    En nuestro medio la difusión de las superficies ?duras? en los campos deportivos para la práctica ha influido también para que se incrementa esta patología llamada tendinitis rotuliana.

    CLÍNICAMENTE se presenta como un dolor en la cara anterior de la rodilla, y afecta principalmente a los deportistas que involucran la patada o el salto como el vóley básquet, fútbol, atletismo, pero puede ser una lesión relacionada con cualquier actividad física que involucre y requiera el esfuerzo de las extremidades inferiores.

    La aparición es generalmente insidiosa, y un dolor espontáneo e intenso se presenta antes de la actividad física en la región del tendón y usualmente en la zona más baja del mismo o en el polo inferior de la rótula (o patela).

    La impotencia funcional por dolor, y la inflamación, y al aumento de la temperatura local, localizados sobre la zona de la lesión, son progresivos.

    La radiografía excepcionalmente puede mostrar calcificaciones, o un incremento de densidad en la zona. La ecografía es útil y presenta una imagen hipoecohica, edema e irregularidades peritendinosas.

    Es la ecografía una herramienta útil en el diagnóstico y en la predicción de esta patología. La tomografía computada tiene poca importancia en el diagnóstico de esta lesión, pero actualmente la RNM ha permitido la evaluación de estadios y la comparación de las imágenes con el lado sano.

    DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

    El diagnóstico diferencial incluye a la patología que se presenta con dolor anterior de rodilla como patología intraarticular, patelofemoral y de partes blandas.

    Entre otras, bursitis, secuela de Osgood-Schlatter, patología meniscal o degenerativa de la rodilla, lesiones osteoscondrales, osteocondritis disecante y otras patologías intraarticulares se diferencian por su etiología, formas traumáticas de aparición, por la clínica y por los estudios complementarios.

    La condromalacia de la rótula, lesiones por sobrepresión rotuliana, plicas, son patologías que deben descartarse.

    Clínicamente los síntomas son característicos, y el dolor localizado, anterior de la rótula, que aumenta con los esfuerzos, que puede o no calmar con reposo; la infiltración y crepitación localizada.

    CLASIFICACIÓN

    Muchos autores han descrito clasificaciones de diferentes tipos, creemos que la clasificación basada en el cuadro clínico es la más apropiada y la que permite orientar el tratamiento.

    Fase I: Dolor después de la práctica de deportes. No altera el rendimiento deportivo.
    Fase II: Dolor antes de la actividad, desaparece parcialmente mientras se efectúa la práctica del deporte y vuelve a aparecer después de concluido el esfuerzo. Disminuye el rendimiento del deportista.
    Fase III: Dolor que permanece antes, durante y después del esfuerzo inhabilitando al deportista para el deporte competitivo.
    Fase IV: Ruptura completa del tendón.

    FACTORES PREDISPONENTES

    Sobreuso, sobreentrenamiento y fatiga son factores que se encuentran relacionados con esta patología. Es importante destacar que algunos esfuerzos y sobreusos son exigidos habitualmente en los entrenamientos en los que se realizan sobreexigencia con movimientos repetidos como patadas de práctica, intentos de fortalecimiento de cuádriceps; ascenso de cuestas y gradas, etc. La patología se presenta en forma unilateral, pero eventualmente puede ser bilateral.

    Algunas alteraciones físicas pueden predisponer como alteraciones del eje, mal alineamiento del aparato extensor, laxitud anormal, patela alta, etc.

    El tipo de deporte, la frecuencia e intensidad de la práctica, la superficie del campo, y el puesto de juego tienen generalmente relación con la aparición de esta entidad.

    La tendinitis aparece como consecuencia de los microtraumas, secundarios a una sobrepresión y sobreuso del mismo.

    El tendón patelar es extremadamente fuerte y aún así, la resistencia de los tejidos disminuyen al ser sometidos a un esfuerzo repetido, sobre todo tejidos biológicos que sufren cambios histoquímicos y entran en un círculo con la inflamación, el dolor, y el trauma repetido.

    A diferencia del tejido muscular que con el sobreuso se fortalece, el tendón con la sobreexigencia sufre inflamación y degeneración.

    Al ser un tejido inelástico, sufre con la sobreexigencia pequeños estiramientos que al ser repetitivos van debilitándolo, y produciendo microrrupturas que no llegan a cicatrizar. Si el proceso continúa y el deportista continúa con el esfuerzo, se produce una desorganización histológica que va debilitando el tendón y como en otras partes del organismo puede ocasionalmente romperse.

    Estudios de laboratorio indican cambios histológicos en el tendón y sus inserciones cuando éste es sometido a una sobreexigencia. Los cambios podrían semejarse a otras tendinitis como la del Aquiles, con cambios degenerativos, cicatrizables y necrosis del tendón y sus inserciones.

    Otros autores han descrito microseudoquistes hialinos en las zonas de inserción, y en el avance del proceso, pequeñas zonas de calcificaciones y microcalcificaciones.

    La cicatrización de estas lesiones se dificulta posiblemente por el cambio degenerativo y la hipovascularidad que se produce, similares a los encontrados en el tendón de Aquiles cuando éste se rompe y es reparado.

    Una lesión por sobreuso le ocurre a un corredor usualmente por un error en el entrenamiento (corriendo demasiado lejos, demasiado rápido, demasiado pronto). Con cada milla que una persona corre, los pies necesitan absorber 110 toneladas de energía. Por esto, no es sorprendente que hasta el 70% de los corredores desarrollan una lesión al año.

    Es una lesión a la que hay que tomarse en serio, porque de otra forma, y sobre todo si se sigue en plena actividad, se puede romper, como se puede ver aquí

    Hay ciertos factores que se asocian a ésta enfermedad:

    - Rótula alta: la rótula se encuentra en una posición más alta que lo normal
    - Falta de desarrollo de la porción interna del cuádriceps (vasto oblicuo medial)
    - Falta de flexibilidad de los músculos de la corva
    - Deportes en que hay que realizar saltos
    - Predisposición personal

    EL TRATAMIENTO tiene controversias aún en la actividad, y dentro de los profesionales que actúan en el ambiente deportivo, dependiendo también en gran medida de la exigencia del deportista, de su deporte y si éste es profesional o amateur.

    Algunos ortopedas consideran que la patología rebelde a tratamientos médicos debe ser quirúrgica y otros profesionales consideran que los resultados de las operaciones descritas en la actualidad son desalentadoras y deben realizarse sólo en casos de rescate.

    El tratamiento clásico es: reposo, hielo, antiinflamatorios y la fisioterapia (fortalecimiento del vasto oblicuo medial, estiramiento de isquiotibiales y cuádriceps.

    Actualmente se han propuesto otro tratamientos, aparte de los clásicos, y son: ejercicios excéntricos del cuádriceps,. También, como en éstos pacientes hay una disminución de la fuerza muscular de los dorsiflexores del tobillo, hay que fortalecer éstos músculos. Masaje profundo con un cubo de hielo.
    Nunca debe de inyectarse un tendón rotuliano con cortisona ya que se le debilita y se corre el riesgo de ruptura.

    El tratamiento quirúrgico solo se reserva para los casos recalcitrantes en que el tratamiento conservador ha fracasado. En éstos casos se emplea una técnica quirúrgica mixta, primero, una revisión artroscópica de la rodilla y posteriormente se hace una incisión sobre el tendón rotuliano y se limpia. Los resultados para los casos crónicos rebeldes al tratamiento conservador son buenos sin llegar a ser excelentes.

    Hay corredores, a los que les va bien colocarse este artilugio debajo de la rótula, o darse un masaje transversal en el propio tendón.

    ¡Cuidado con las sentadillas!. No bajar más de los 90º.

    Deslizamiento parado contra la pared
    Párese con su espalda contra la pared y sus pies separados de la pared entre 15 cm. y 20 cm. Lentamente baje su espalda y caderas a un tercio de la distancia entre la pared y el piso. Mantenga la posición durante 10 segundos hasta que usted sienta que la parte de arriba de los músculos de sus muslos se está cansando. Estire y repita. Haga 10 repeticiones cada día. Este ejercicio de fortalecimiento puede resultar útil para el síndrome patelofemoral o la tendinitis rotuliana. Nota: No hace falta hacerlo con pesas, como hace la chica de la foto.

    Si recordáis, el caso Ronaldo, tenía una tendinitis que se la arregló su fisio, de maravilla. Esta era su rodilla.


  6. #6
    Fecha de ingreso
    20 jun, 04
    Ubicación
    , Barcelona, .
    Mensajes
    2.642
    Vaya una clase magistral.Me quito el sombrero.Gracias,porque quedan disipadas muchas dudas sobre que tipo de lesión tenía exactamente,y el posible tratamiento.
    La soledad del lanzador sólo es comparable a la del tigre en su selva.

  7. #7
    Fecha de ingreso
    13 dic, 05
    Ubicación
    España, Madrid, Spain.
    Mensajes
    23
    Lo subo, porque me parece sumamente interesante y completo, y siguen surgiendo dudas acerca de las lesiones de rodilla.

  8. #8
    Fecha de ingreso
    29 sep, 03
    Ubicación
    Madrid,Spain.
    Mensajes
    10.276
    Gracias Paco. Después de este espléndido puente de mayo, cargado de mucha e intensa actividad física por el monte, me he venido con una buena tendinitis rotuliana y mi tenosinovitis de siempre en el flexor del dedo. Así que justo he ido a leer los 2 temas que me interesan. De todas formas, creo que pediré cita al traumatólogo para ver si me diagnostica, sobre todo por el tema de la rótula, que ahora mismo me preocupa más, ya que apenas he empezado mis entrenamientos por montaña y tengo que tener ese dichoso tendón a pleno rendimiento.

    Un saludo. Espero vernos en las Tapias.

  9. #9
    Angel,

    una pregunta, yo también tengo una tendinitis rotuliana desde hace tiempo y quería ver a un médico deportivo, ¿conoces alguno bueno por la zona norte de Madrid (vivo en Tres Cantos)?. Preferiblemente que me lo cubra mi sociedad (Caja Salud).

    Saludos y gracias

  10. #10
    Fecha de ingreso
    29 sep, 03
    Ubicación
    Madrid,Spain.
    Mensajes
    10.276
    Womper, lo 1º, me dejas acojonao. O sea, que llevas ya largo tiempo con una "simple" tendinitis. ¡¡Cagoentó!! Lo 2º, sé que en la Clínica Cemtro (Ventisquero de la Condesa - 917355757) tenemos muy buenos y prestigiosos especialistas en traumatología y medicina deportiva. Está el archifamoso Dr. Guillén, por ejemplo. A mí me trataba el Dr. Raúl Torres, muy bueno también, pero el problema es que la cita la dan a 2 ó 3 meses mínimo. Yo ahora suelo ir al Centro Médico Monforte-Vaguada (917405387), donde me atiende yo creo que bien el Dr. Fdez. Doral. No es especialista deportivo, pero nos comprende, jeje. Ahora bien, creo que no es lo que tú buscas. Yo llamé ayer y me ha visto esta mañana a las 11 h. Si la cosa se prolonga y/o se complica más de la cuenta, ya me buscaría la vida tal vez por otro lado, pero de momento seguiré su diagnóstico y consejos, que por ejemplo para mi tenosinovitis del dedo en el pie me fueron bastante bien.

    Saludos y mucha suerte (y paciencia).

  11. #11
    Gracias Angel, ya me han recomendado un médico en la clínica Cemtro. Y no te preocupes demasiado por la tendinitis, no todas son iguales y lo normal es que no tardes mucho tiempo en recuperarlas.

    Saludos a Tomás-Heavy de mi parte.

  12. #12
    Fecha de ingreso
    29 sep, 03
    Ubicación
    Madrid,Spain.
    Mensajes
    10.276
    Hombre, yo le saludaré gustoso de tu parte. A ver si sale él ya definitivamente de su jodida tendinitis aquílea (o lo que haya tenido). ¿Quién eres, de que le/nos conoces? Perdóname, es que soy mu despistao.

  13. #13
    Angel, solo conozco a Tomás del foro, pero de hace ya unos años.

  14. #14
    Fecha de ingreso
    21 abr, 05
    Ubicación
    España, Madrid, Spain.
    Mensajes
    43
    Womper podrías comentarme el traumatólogo que te han recomendado en la clínica CEMTRO, soy un abonado de pago al club de damnificados rotulianos.

    Un saludo, Gracias

  15. #15
    Fecha de ingreso
    29 sep, 03
    Ubicación
    Madrid,Spain.
    Mensajes
    10.276

  16. #16
    Debe haber varios buenos, me han recomendado el Dr Leyes, pero te da cita para dentro de bastante tiempo.

  17. #17
    Fecha de ingreso
    06 may, 06
    Ubicación
    .
    Mensajes
    25
    Yo tras una latosa tendinitis cuadricipital, que sobre todo me molestaba al correr (haciendo bici no me molestaba), estoy empezando a ver la luz al final del túnel. Y ahora la cuido para no recaer poniendo tras los entrenos bolsa de frío, sigo usando Feldegel, hago un día a la semana bici estática para reforzar cuadriceps, y acabo de empezar a tomar HUES-5 en comprimidos, que lleva extracto de mejillón de labios verdes[], polvo de cartílago de tiburón, selenio, ... ya os contaré como me va.
    ASTURIAS, PARAISO NATURAL

  18. #18
    Fecha de ingreso
    08 may, 06
    Ubicación
    .
    Mensajes
    4
    Hola gente,he dejado un mensaje relacionado con una condromalacia que llevo sufriendo varios años. He leído en alguna ocasión comentarios de médicos de la Cemtro pero es que no sé a quién puedo ir. Si me puedierais orientar un poco os lo agradecería un huevazo.
    Aquí donde vivo no hay buenos traumatólogos y tampoco tengo amigos deportistas que me puedan ayudar y ya que me voy a salir de la isla(vivo en Palma de Mallorca) para solucionar esto, pues me quiero ir al mejor sitio que pueda.

    Un saludo.

  19. #19
    Fecha de ingreso
    08 may, 06
    Ubicación
    .
    Mensajes
    4
    Uep! No leí esta página.

  20. #20
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    Tendinitis de la pata de ganso

    Síntomas:

    Dolores en la cara interna de la pierna, debajo de la rodilla, parecidos a los dolores articulares. Vivos al levantarse, se atenúan a lo largo del día y vuelven a aumentar por la noche. Presionar con el dedo resulta muy doloroso.

    Los tendones de la pata de ganso son los de los músculos sartorio, del recto interno y del semitendinoso, que se insertan en la región interno-posterior de la rodilla. El dolor es consecuencia de la inflamación local.

    Grupo de riesgo:

    Adultos con problemas al caminar, que tengan una pierna más corta que la otra o que por alguna razón cojeen. Muy raras veces en los niños.
    La causa del desarrollo de esta tendinitis suele estar relacionada con un intento de la pata de ganso de compensar una excesiva posición de varo tibial en la fase de contacto del pie durante la carrera. Normalmente, esta lesión viene dada por una excesiva debilidad del vasto interno.

    El atleta suele mostrar dolor e inflamación en la inserción del tendón de la pata de ganso. El dolor aumenta notablemente durante la palpación de esta zona.

    TRATAMIENTO

    Elimine la causa de la inflamación (una bicicleta mal ajustada, asiento del automóvil demasiado cercano al volante, actividades no habituales como bricolaje, etcétera).
    Crioterapia (aplicación de hielo) 3 o 4 veces al día durante 15 minutos.
    Si existe inflamación, se recomienda medicación anti-inflamatoria, siempre prescrita por el médico.
    Corrección biomecánica con un estudio podológico que determine la necesidad de plantillas.
    Fortalecimiento muscular si existe debilidad muscular, principalmente del cuadriceps, con énfasis en el vasto interno, así como aumentar la flexibilidad de el tensor de la fascia lata.
    Modificación del entrenamiento en caso necesario, tanto en intensidad y frecuencia como en la superficie por donde se corre.
    Prestar atención al calzado con el que se corre. Debe ser el adecuado para la carrera con suficiente absorción de impacto.
    Tratamiento de fisioterapia (masaje, ultrasonido, TENS, crioterapia, movilizaciones articulares) es necesario en muchos casos para aliviar los síntomas y prevenir recaídas, junto a los puntos anteriores.

    Para los corredores que practiquen ciclismo, pueden ver mejor esta lesión aquí

  21. #21
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    La cintilla iliotibial

    Imagen

    La cintilla iliotibial es un engrosamiento de la aponeurosis ("funda") de los músculos del muslo que funciona como un ligamento, para estirar la cápsula de la articulación de la rodilla y evitar que esta se "pince" cuando doblamos la misma.

    Desde los glúteos a la rodilla, por la parte externa del muslo, transcurre un tracto fibroso llamado «fascia lata» que, con extraordinaria fuerza, tira de la rodilla, enderezándola en la extensión de la pierna, resultando por este motivo muy importante su función en el desarrollo de la zancada al correr. Se puede ver a esta formación fibrosa sobresalir como una banda fuerte y tensa justo por el lado externo del muslo y rodilla, especialmente en atletas musculosos.

    Cerca de la rodilla, el «tracto iliotibial»pasa por encima del borde externo del fémur y tiene debajo pequeñas bolsas de fluido para amortiguar el roce sobre dicho hueso. Un cambio en la pauta normal de nuestros movimientos por correr sobre superficie muy dura (asfalto) o muy blanda (terreno embarrado), por correr en fuertes pendientes (carrera de montaña) o sencillamente por aumentar la intensidad de los entrenamientos hace que haya fricción entre la «cintilla o bandeleta iliotibial» y los tejidos adyacentes originando inflamación y dolor muy invalidante para el corredor.

    Un dolor que se presenta súbita o gradualmente cuando intentamos correr o si estamos descansando, cuando hemos andado mucho o hemos estado mucho tiempo de pie, nos hace sospechar esta afección característica de la carrera a pie. Está muy localizado en la parte externa de la rodilla, extendiéndose bajo el borde inferior de la rótula hasta el mismísimo tendón rotuliano, con el que puede imbricarse falseando el diagnóstico. Es un dolor que comienza casi al empezar a correr y a los pocos minutos impide seguir. Su intensidad aumenta con las irregularidades del terreno y corriendo cuesta abajo. Cede con el reposo y vuelve con el ejercicio.

    La mayoría de las veces se siente un «clic» característico que acompaña a la sensación de roce doloroso cuando hacemos zancada, al flexionar y extender la rodilla, por roce con la parte prominente del borde del fémur.

    Causas Las posibles causas de esta lesión son:

    - Entrenamiento en terrenos inclinados o irregulares
    - Alteraciones en la biomecánica de la marcha: pies pronados, genu varo
    - Deficiente elasticidad de los músculos de la cara externa del muslo
    - Calzado deportivo inadecuado: zapatillas muy desgastadas o no adaptadas a la biomecánica del pie

    Prevención: Sustituir la carrera por marcha rápida debe ser el primer intento por hacer un «descanso activo» de la lesión. Es bueno comenzar con cinco minutos caminando y tres minutos de trote para ir probándose, tras estar dos o tres días únicamente andando.
    Una protección, más o menos como la que señala este enlace, debe colocarse para realizar los citados ejercicios y con ello tratar de sujetar y comprimir el relieve de la cintilla, evitando la fricción de la misma en su inserción tibial.

    Si optamos por la bicicleta para descansar de la carrera a pie deberemos tener en cuenta que el sillín debe situarse muy alto, lo que nos permitirá tener en todo momento la pierna bien estirada, para evitar flexiones mayores de treinta grados. Si lo que elegimos es la natación recordaremos que el estilo a braza está prohibido por su patada flexora de rodilla.

    Los ejercicios de estiramiento específicos para cintilla iliotibial son los que dejo en esta página en ingles, al final de la misma.

    Otros más:



    Como veis, no hace falta flexionar el tronco para tratar de llegar con las manos a los pies, pues esto estresaría la zona lumbar, sin necesidad alguna.

    Masaje a la banda iliotibial con rodillo


    Del foro vecino, más anotaciones:

    El dolor en la cintilla iliotibial, es un dolor que comienza casi al empezar a correr y a los pocos minutos impide seguir. Su intensidad aumenta con las irregularidades del terreno y corriendo cuesta abajo. Cede con el reposo y vuelve con el ejercicio.

    La mayoría de las veces se siente un «clic» característico que acompaña a la sensación de roce doloroso cuando hacemos zancada, al flexionar y extender la rodilla, por roce con la parte prominente del borde del fémur.

    Para diagnosticar mejor el dolor que mencionáis, cuando apretamos la zona externa siguiendo el tracto iliotibial encontramos un punto doloroso externo a la rodilla, «entre los tendones, muy al fondo tocando hueso». Puede ocurrir que sólo se sienta cuando la rodilla forma cierto ángulo (cercano a los treinta grados). Así, es bueno comenzar a explorarse partiendo del ángulo recto de rodilla con los dedos índice y medio, friccionando las zonas fibrosas hasta localizar una crepitación dolorosa puntual, para lo que a veces se debe profundizar hasta el propio fémur.

    El borde externo del muslo se siente tirante y fatigado, y cuando bajamos escaleras «chasquea» algo en el exterior de la rodilla y la tirantez inicial se convierte en dolor, a veces quemante.

    En cuanto al tratamiento, si optamos por la bicicleta para descansar de la carrera a pie deberemos tener en cuenta que el sillín debe situarse muy alto, lo que nos permitirá tener en todo momento la pierna bien estirada, para evitar flexiones mayores de treinta grados. Si lo que elegimos es la natación recordaremos que el estilo a braza está prohibido por su patada flexora de rodilla.
    Esperemos no tener que llegar a esta medida

  22. #22
    Fecha de ingreso
    24 may, 06
    Ubicación
    sevilla, Spain.
    Mensajes
    2
    hola. He encontrado este interesante foro mientras buscaba un posible tratamiento para mi novio. Está deseperado.Era jugador de rugby.Padece desde hace 4 años una tendinitis crónica bilateral de los rotulianos. ha hecho toda clase de fisioterapia,tomado todo tipo de antiinflamatorios, se le ha practicado un peinaje quirúrgico de los tendones,infiltrado ácido hialurónico, factores de crecimiento derivados de las plaquetas, todo lo que se pueda imaginar, y no encuentra mejoría. Ha oído que existe la posibilidad de trasplante de tendones, pero no encuentro nada de eso. ¿sabéis algo? y si es así, no importa dónde ni cuánto pueda costar. Agradecería mucho vuestra ayuda. Gracias.
    marie

  23. #23
    Fecha de ingreso
    25 may, 06
    Ubicación
    .
    Mensajes
    5
    Hóla¡
    Este sábado túve el iron de lanzarote, una semana antes note tras una hora de carrera una molestia en la cara anterior externa de la rodilla, abase de antiinflamatorios y una sesión de ionización pude estar listo para el iron del 20 de mayo en lanzarote. Pude realizarlo sin ningún problema (médico me refiero) pero desde esa misma noche me volvió esta molestia de manera mucho más intensa, hasta el punto de que ahora me molesta incluso para la bici. Me estoy tomando antiinflamatorios y reposando, sabéis cuánto suele durar esta lesión (supongo tendinitis) y que debería hacer?
    Gracias

  24. #24
    Fecha de ingreso
    26 may, 06
    Ubicación
    Soria, Spain.
    Mensajes
    2
    Me gustaria que por fin me resolvieran una duda y creo que en este foro lo voy a conseguir: la operacion de cartilago mediante injerto o cultivo se practica en España? Si es así por qué ninguno de los dos medicos que he visitado me han hablado de ello? Yo conocia la existencia de esas técnicas por medio de un amigo, pero me dió a entender que ese tipo de operaciones sólo se realizaban en EE.UU. Por favor me gustaria que me ayudaran dándome las explicaciones pertinentes, centros donde las realizan, coste de las operacione si es posible etc. Gracias

  25. #25
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    El vasto interno


    Motivos para hacer isométricos Cuando el corredor desciende en las cuestas, la musculatura de las piernas realiza un trabajo de retención sobre todo a nivel de cuadriceps, isquiotibiales y glúteos.
    En este tipo de ejercicio la mayoría de contracciones realizadas son excéntricas. Eso significa que mientras el músculo está estirándose (como si hiciéramos estiramientos) se ve en la necesidad añadida de tener que realizar una contracción. La consecuencia es que esa contracción en situaciones de estiramiento, aunque a simple vista no parece que sea muy costosa, la realidad es que implica mucho desgaste a nivel muscular. Esa fatiga es la responsable de que después nuestras piernas se resientan con dolores musculares.

    Para fortalecer los músculos en ese tipo de esfuerzo hay dos tipos de trabajo:

    Ejercicios isométricos. Se trata de aguantar una misma posición un determinado tiempo. El ejercicio propuesto son sentadillas a 90º (flexión de las piernas en ángulo recto). Realiza de 4 a 8 repeticiones de 15 segundos con recuperaciones de entre 30 y 90 segundos. Tres veces por semana. Puedes alargar las contracciones hasta 30 segundos.

    Los ejercicios isométricos son aquellos en que el músculo o músculos implicados no sufren el acortamiento de sus fibras, y por tanto no hay movimiento aunque si se registra una tensión en el músculo, que depende de la intensidad de la carga a la que es sometido. La ventaja de este método estriba en que se consigue un rápido incremento de la masa muscular, en las primeras etapas del entrenamiento. Por esta razón se emplean los ejercicios isométricos en los casos de recuperación y de rehabilitación tras una lesión. Sin embargo, este método muestra inconvenientes graves, como son la rápida sensación de fatiga muscular y en que se aumentan las resistencias periféricas de riego sanguíneo. De ahí la conveniencia en repartirlos a lo largo del día.

    Si el corredor presenta problemas en la alineación de la rótula, por haberse desplazado hacia arriba y hacia el exterior, la llamada condropatía rotuliana, será necesario fortalecer el vasto interno de la siguiente manera:

    Sentado apoyado con las manos, contrae el cuadriceps sin movimiento extendiendo la pierna durante 4 segundos y sin dejar de contraerlo sube la pierna recta dos palmos y aguanta 4 segundos más. Descansa 30 segundos. Realiza 100 repeticiones diarias partidas en tres bloques (35+35+30) Cuando lleves un o dos semanas colócate una bolsa de 1kg en el tobillo. Si realizas el ejercicio con el pie abierto hacia fuera incidirás más en el vasto interno.

    Los ejercicios isométricos, 10 minutos diarios, parecen acompañarse de un aumento de la formación ósea. Por mucho tiempo se ha considerado que el caminar, es un ejercicio apropiado como parte del tratamiento de la osteoporosis. Sin embargo, algunas investigaciones recientes no respaldan esta presunción. El caminar no pareció eficaz para aumentar la mineralización ósea o para disminuir la pérdida de la densidad mineral ósea. Por otra parte, los ejercicios de resistencia, en localizaciones específicas, se asociaron con un aumento de la mineralización ósea, tanto en una variedad de animales, como en estudios controlados en seres humanos. La cantidad de mineral que puede agregarse al hueso de personas adultas sanas es limitada y el efecto puede ser benéfico en sujetos con osteoporosis.

    Mientras que el ejercicio aeróbico se centra en la resistencia, el ejercicio isométrico se basa en la fuerza. La adición de 10-20 minutos de un ligero entrenamiento de fuerza dos o tres veces por semana es importante para un programa de ejercicio equilibrado. Las personas que sólo hacen ejercicio aeróbico suelen perder fuerza en la parte superior del cuerpo.

    El ejercicio isométrico aumenta la fuerza muscular y quema la grasa, ayuda a mantener la densidad ósea, y mejora la digestión. Parece disminuir las LDL (el llamado "colesterol malo"). El ejercicio isométrico es beneficioso para todo el mundo, incluso para personas de 90 años. De hecho, el entrenamiento muscular es más importante a medida que se envejece, ya que tras los 30 años todos sufrimos un lento proceso de erosión muscular, que puede reducirse o incluso revertir añadiendo un entrenamiento de resistencia al programa de ejercicio. (se debe señalar la importancia de que las personas con riesgo de enfermedad cardiovascular no deben realizar ejercicios isométricos sin consultar con un médico).

    Las personas deben primero seleccionar un peso o una tensión que permita un máximo de 8 repeticiones. Cuando se puedan completar 12 repeticiones, debe emplearse un peso o tensión mayores que limite al sujeto a 8 repeticiones de nuevo. Una vez se puedan completar las 12 repeticiones a la máxima tensión, la resistencia se puede disminuir, y se puede aumentar el número de repeticiones a 15 ó 20.

    Mientras se realizan estos ejercicios, es importante respirar lenta y rítmicamente. Exhalar cuando empieza el movimiento; inhalar cuando se vuelve al punto de inicio.

    La primer mitad de cada repetición debe durar dos segundos, y el regreso a la posición original debe durar cuatro segundos.

    Las articulaciones deben moverse rítmicamente a lo largo de su rango completo de movilidad durante una repetición.

    Para obtener el máximo beneficio, uno debe dejar 48 horas entre las sesiones para permitir una recuperación muscular completa.

    El músculo vasto interno o medial, es una porción del cuadriceps que en cuanto la rodilla sufre lo más mínimo tiende a atrofiarse a la primera de cambio. Ya de por sí, los corredores lo suelen tener debilitado. Por regla general está bastante aceptado que el vasto interno se trabaja con una rotación cercana a los 45º de los pies hacia fuera.

    En estudios electromiográficos en los que se puede controlar el nivel de contracción en cada ejercicio de los grupos musculares agonistas se ha demostrado que el vasto interno contrae un mayor porcentaje de fibras en esa posición.

    Esta porción muscular se puede reforzar mediante cualquier ejercicio habitual de piernas (flexiones-extensiones, prensa horizontal y vertical, ejercicios isométricos, ejercicios con bolsas de arena sobre el tobillo, etc.) siempre que se tenga la precaución de realizarlos con las puntas de los pies abiertas hacia fuera en un ángulo de más o menos 45º. En esta posición de los pies sería correcto no llevar la flexión de la articulación hasta extremos máximos. Generalmente la media flexión bastará.

    Cuando se practican deportes en los que los cuádriceps se ven sometidos a constantes contracciones, la parte delantera de la rodilla, tanto el hueso (rótula) como el tendón (rotuliano) soportan un nivel bastante elevado de esfuerzo. Se trata de una zona donde se inserta un bloque de cuatro porciones musculares de los más fuertes de nuestro cuerpo por lo que acumula mucha tensión en contracciones intensas y repetidas. Si el tipo de esfuerzo es con impacto (con pequeños saltos) como correr, saltar, caminar en descensos abruptos y prolongados, el problema se agudiza. En el caso concreto de la condromalacia rotuliana, el cartílago que recubre la cara interna de la rótula se desgasta y deja este hueso mucho más sensible a rozaduras con otros elementos.

    Para prevenir este tipo de lesiones y otras de la rodilla es imprescindible aumentar los niveles de fuerza-resistencia y fuerza-máxima del cuádriceps de manera lógica y gradual a través de una correcta progresión de las cargas y ejercicios específicos.

    Primero se debería empezar con una base de fuerza-resistencia con ejercicios con el propio peso corporal para continuar con ejercicios de fuerza máxima con pesas. Sólo después de éstos se deben incluir, siempre en menor medida, ejercicios de multisaltos o pliométricos.

    En cuanto a ejercicios para fortalecer el músculo vasto interno, puedes realizar la siguiente progresión:

    1.Ejercicios isométricos (entre 10 y 30 segundos de contracción sin movimiento) sentado elevando la pierna.

    2.Ejercicios de fuerza resistencia sobre una pierna sentado y con bolsa de 1 a 4 kilos sobre el tobillo (siempre abriendo el pie hacia a fuera en la ejecución). Realiza de 4 a 6 series entre 20 y 35 repeticiones descansando 2 minutos.

    3.Ejercicios isométricos de pie con una o dos piernas aguantando la posición de media-sentadilla (flexión hasta 90º) con pies abiertos a 45º.

    4.Ejercicios de fuerza resistencia sobre una o dos piernas sentado en máquina de musculación con pies abiertos a 45º.

    5.Ejercicios de fuerza resistencia en prensa horizontal con pies abiertos a 45º.

    6.Ejercicios de fuerza máxima de pie sobre una pierna haciendo una flexión-extensión total de la pierna (bajada y subida) con el pie abierto a 45º. Realiza de 4 a 8 series con unos dos minutos de descanso.

    7.Ejercicios de fuerza máxima o fuerza resistencia de pie sobre una o dos piernas realizando flexiones-extensiones incluyendo contracciones isométricas de 10 segundos en el recorrido articular.

    Más ejercicios:

    El de la toalla: empujando con la rodilla hacia el suelo.

    El de la banda elástica

    Deslizarse por la pared: Sostén una pelota blanda entre las rodillas y con la espalda pegada a la pared de pie. Manteniendo esa posición, desciende lentamente sin despegarte y sin doblar las rodillas más de 45º. Mantenemos la posición unos 5-10 segundos y posteriormente volvemos a la posición inicial con las rodillas estiradas deslizándonos hacia arriba. Haremos unas 3 series de 10 al día.

    Deslizarse con una pierna: Haremos lo mismo que en el ejercicio 1º pero partiendo de una flexión leve de rodilla manteniendo la rótula en la línea del primer dedo del pie. Igualmente evitaremos que la rodilla doble más de 45º. 3 series de 10.

    Subir escalón: Prepara una plataforma baja de unos 10-15 cm de altura y sube el escalón despacio tratando de mantener la rótula en la línea del dedo gordo del pie. Baja el escalón apoyando primero la pierna buena. Se puede realizar el ejercicio subiendo de frente a la plataforma y también haremos alguna serie de lado. 3 series de 10. Suave

    Más Ejercicios:

    Isométrico animado

    Ejercicios para el síndrome patelo-femoral

    Para la rodilla del corredor

    Otra más

    Subida con lastre 1 y 2

    Subida de escaleras, dejando un poco de tensión el posición que indica la flecha.

    Un estiramiento controlado

  26. #26
    Fecha de ingreso
    21 abr, 05
    Ubicación
    España, Madrid, Spain.
    Mensajes
    43
    Mi mas profundo reconocimiento por la ingente labor de información,sistematización y asesoramiento del ilustre compañero Garabitas, gracias por compartir tu amor por este deporte.

    YO TAMBIEN HE LEIDO A GARABITAS, GRACIAS.

  27. #27
    Fecha de ingreso
    10 ene, 06
    Ubicación
    españa, albacete, Spain.
    Mensajes
    151
    ¿porque se aconseja fortalecer basto interno para la tendinitis rotuliana? no lo entiendo , precisamente la tendinitis viene de sobrecargar el cuadricpeps, no sera peor el remedio que la enfermedad....yo mientras e tenido tendinits he provado a hacer isometricos y rabiaba de dolor despues de hacerlos.

    no se visto de otra manera como preventivo esta bien pero cuando acabas de salir de una tendinitis rotuliana ¿es bueno fortalecer el basto interno? a mi personalmetne me da miedo de recaer

  28. #28
    Fecha de ingreso
    20 mar, 05
    Ubicación
    maracena, españa, Spain.
    Mensajes
    2.867
    algunas de estas lesionesp one el bello dep unta contesta al tema ke ee abierto de la rodilla doblada anda por favor
    el segundo es el primero de los perdedores , pero coño mejor segundo que tercero

  29. #29
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    Migues, así de entrada, no tengo ni la menor idea de que se puede hacer con una rodilla doblada, más que nada porque no especificas los síntomas ni tampoco el médico que te ha dicho tal diagnóstico, parece haber sido claro.

    Si ya es dificil diagnosticar sin explorar y sin ver al paciente, imagínate con semejantes datos.

    No se si te refieres a esta forma de adoptar la rodilla. Si es así, estaríamos ante una alteración en la pierna que se llama genu recurvatum (deformación de la rodilla caracterizada por una extensión excesiva de la pierna sobre el muslo, que forma en conjunto un ángulo abierto adelante, en posición de pie, o en el curso de la extensión forzada)

    Por otra parte, marchar con la rodilla doblada es frecuente en marchadores de edad avanzada, debido a problemas físicos. También es frecuente que se tengan más dificultades para enderezar una pierna que la otra. La ganancia de impulso que se consigue al doblar la rodilla es la causa de que al utilizar está técnica parezca que estemos corriendo. Una vez que la rodilla pasa por la posición crítica debajo del centro de gravedad, ya puede ser doblada.

    Una causa frecuente de rodilla doblada es el dar la zancada demasiado amplia, lo que también causa una restricción para el giro de cadera. Por ello puede resultar útil dar los pasos algo más cortos de los que estaríamos capacitados de conseguir. Ello puede ser nuestra salvación en los momentos de la carrera en los que nos llega el agotamiento.

    Algunos marchadores de larga distancia suelen doblar algo la rodilla al apoyar el pie delantero, ya que ello disminuye la sobrecarga en la articulación de la rodilla, pero usar la potente musculatura de la cara anterior del muslo (cuádriceps) es todo lo contrario que la 'marcha' preconiza. Doblar la rodilla y perder el contacto con el suelo pueden dar una buena ganancia de fuerza de propulsión, y un gran aumento de la velocidad, pero eso no sería marcha, sino una especie de carrera con la piernas extendida o 'semi jogging'.

  30. #30
    Fecha de ingreso
    09 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.081
    Polo, ante una tendinitis o cualquier lesión que acabe en “itis”, lo primero es reposo, hielo y todo lo que conlleva una inflamación. El ejercicio y potenciación de la musculatura se hará en la fase de recuperación, cuando haya desaparecido el dolor.

    Hay ejercicios estresantes para el tendón rotuliano, en los que es peor el remedio que la enfermedad, por ejemplo la silla de potenciación del cuádriceps de los gimnasios, en donde se hace todo el recorrido de los 90º hasta llegar a la extensión.

    Otro, el simple estiramiento del psoas-iliaco llevando la pierna delantera más allá de lo normal, formando un ángulo agudo con el suelo y estirando demasiado el tendón rotuliano.

    Las sentadillas, más allá de esos 90º en relación, no al suelo, sino en relación muslo-pierna.

    Por tanto habría que ver cómo se hacen esos isométricos y corregir posibles defectos, ya que en los isométricos, no hay desplazamientos que lesionen.


Página 1 de 27 12311 ... ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •