Resultados 1 al 8 de 8

Tema: Vena hinchada en el empeine

  1. #1

    Vena hinchada en el empeine

    Desde hace unos días, refiero una molestia en el empeine del pie izquierdo, debido creo, a haberme atado una de las zapatillas demasiado fuerte.

    Aunque ya no me estoy poniendo actualmente esas zapatillas en los entrenos, a fuerza de entrenar a diario la molestia ha pasado a dolor, y concretamente lo localizo en una vena del empeine que sobresale del resto, teniendo la zona ahora mismo bastante dolorida, molestando bastante incluso andando.

    Qué es lo que tengo y cómo he de solucionarlo ?? Debo dejar de entrenar por unos días hasta que remita ??

    Gracias anticipadas y un saludo.

    ___________________
    <div align="right"></div id="right">
    Mi Blog



    ___________________
    Mi Blog


  2. #2
    Fecha de ingreso
    10 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.166
    Paco, creo que los cordones no parecen ser la causa, así que voy a hablar algo más del empeine:

    Los tendones son órganos con muy escasa irrigación sanguínea, por lo que apenas sufren fenómenos inflamatorios. En cambio, lo que sí tiene una gran reactividad inflamatoria es su vaina sinovial, que al inflamarse repercute sobre el tendón, dando lugar a engrosamientos, adelgazamientos, necrosis o roturas. Es por ello que en muchos casos es más apropiado hablar de tendosinovitis. Se deben citar también en este grupo las afecciones de las zonas de inserción de tendones y/o músculos en hueso, que se incluyen dentro de las llamadas entesitis.

    La causa de estas afecciones puede ser muy variada, pero la sobrecarga mecánica es el factor predominante, y que también influye mucho en el mantenimiento de los síntomas en aquellos casos en que son otros los factores responsables, como reumatismos inflamatorios o infecciones.

    Estas afecciones tienen unas manifestaciones clínicas diversas, pero en general tienen unos hechos comunes que son los siguientes:

    -Son trastornos regionales.

    -Producen un dolor mantenido, sordo, con exacerbaciones relacionadas con algunos movimientos, los que comprometen la estructura lesionada. La contracción voluntaria y resistida del músculo correspondiente y el estiramiento del tendón en el movimiento antagónico desencadenan dolor. Todo ello se acompaña de una movilidad articular pasiva normal.

    El dolor es localizado, aunque en los estadios crónicos es frecuente su irradiación.

    Mejoran con tratamientos locales y con la supresión de los factores mecánicos que las producen.

    Salvo excepciones, las pruebas de laboratorio y los estudios radiológicos son normales.

    A tener en cuenta también : Tendinitis del extensor común de los dedos.

    Es una tendinitis debida a la inflamación por sobrecarga de la vaína sinovial común a los extensores de los cuatro últimos dedos del pie y del tercer peroneo. Hay dolor a la presión sobre la zona del tarso correspondiente a tendones del extensor común de los dedos y en ocasiones, tumefacción y crepitación. También hay dolor contrarresistencia de la extensión dorsal de los dedos y pasiva a la flexión plantar de los mismos. El tratamiento se basa en reposo, AINE y en ocasiones infiltraciones locales.

    Suelen producirse por aumentos bruscos de volumen y/o la intensidad de los entrenamientos (sobresolicitación). El dolor aparece a la realización del ejercicio y cuando se está caliente suele disminuir un poco. El diagnóstico se realiza por la exploración clínica (aumento del dolor cuando se presiona con el dedo la zona lesionada). La RM (resonancia magnética) nos da información del grado de lesión del tendón.

    Recomendaciones: Bajar el volumen y la intensidad del entrenamiento. Vigilar la técnica deportiva y la superficie de entrenamiento. Introducir ejercicios de estiramiento en el calentamiento. Utilizar hielo en la fase aguda. Nos pueden ser de utilidad el masaje, los ultrasonidos, el láser y la onda corta.

    Extendiéndonos un poco más sobre los problemas de

    Dolor en el empeine

    En condiciones normales el apoyo del pie no se realiza sobre toda la superficie de la planta sino que presenta un arco interno que lo eleva en su parte media formando lo que se conoce como "puente" o "empeine".

    Cuando se produce una pérdida o hundimiento de este arco y la planta apoya completamente sobre el suelo se habla de pie plano.

    Hay patologías en las que puede haber dolor en el empeine , sobre todo en el pie cavo, el cual se caracteriza por la elevación anormal del arco plantar que provoca un pié más corto de lo normal, pudiendo aparecer también dedos en garra. "La persona con pie cavo tendrá un empeine bastante alto". Esta deformidad puede producir dolor en el arco longitudinal y una gran incapacidad para la marcha correcta.

    Como resultados de la pérdida de la correcta armonía entre peso corporal y la posición y mal apoyo del pie, sobreviene una ruptura de la mecánica arquitectónica del pie en todas sus estructuras: hueso, posición de sus articulaciones, tensión de sus cápsulas articulares, ligamentos, fascias y aponeurosis plantares, fatiga muscular, deformación de los ejes del pie, de los metatarsianos y dedos, mal apoyo plantar, etc., todo lo cual se traduce en dolor, desgaste articular prematuro (artrosis), contracturas musculares dolorosas y callosidades, todo lo cual constituye la patología ortopédica del pie.

    En conclusión, sea cual sea la patología, las plantillas al igual que unas lentes de contacto o unas gafas pueden corregir, aunque no solucionarán la deformación podal al 100%. Sin embargo, es importante tratarse a tiempo, puesto que con la edad surgen problemas añadidos tan comunes como el sobrepeso y el desgaste óseo, factores que dificultan resultados óptimos y satisfactorios tendrá un empeine bastante alto".
    El peso del cuerpo es un detalle muy importante
    No apretar más los cierres para compensar esta holgura, porque la zapatilla puede cortar la circulación.
    El número de tu zapatilla.

    Si tienes problemas de pies anchos, largos y estrechos, juanetes, gemelos gruesos, pies planos o demasiado puente, es mejor ir a comercios especializados que puedan personalizar las zapatillas.

    Recomendaciones sobre plantillas:

    Las plantillas deben ser siempre prescritas por un médico tras el diagnóstico de un determinado problema del pie en un paciente concreto y deben ser realizadas de forma individualizada en cada persona.

    El uso de plantillas estándar no suele dar buen resultado, incluso puede agravar el problema.

    Las plantillas deben poder utilizarse con cualquier calzado y caber adecuadamente en el zapato de manera que no hagan que el pie se encuentre estrecho en el zapato ni que éste sea tan grande que se puedan desplazar dentro del mismo.
    Deben estorbar y pesar poco para facilitar su uso y ser lavables.

    Y aquí, unos ejercicios para potenciar esta musculatura.

    Más información: En esta página.



  3. #3
    Fecha de ingreso
    16 jun, 05
    Ubicación
    Madrid, Madrid, Spain.
    Mensajes
    2.597
    Paco, puede ser una pequeña contractura, descartando la idea de los cordones... al menos es lo que me dijo a mi el podólogo, pues en mi caso era muy raro que fueran los cordones (por mis problemas con los pies), y en un par de días se me quitó. Y con un retoque en las plantillas[:I]


    Sonríe aun cuando estés triste, porque es mejor una sonrisa triste que la tristeza de no saber sonreir.

  4. #4
    Muchísimas gracias Paco y Evas2r por la información , seguiré vuestros consejos e informaré de cómo vamos evolucionando .

    Saludos

    ___________________
    <div align="right"></div id="right">
    Mi Blog




  5. #5
    Fecha de ingreso
    10 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.166
    Efectivamente Eva, puede ser. Siempre hay que barajar varios diagnósticos, hasta llegar con la exploración a la causa de las molestias.

  6. #6
    http://paquitomalagueta.blogspot.com...mbofleque.html [B)]

    ___________________
    <div align="right"></div id="right">
    Mi Blog




  7. #7
    Fecha de ingreso
    10 jun, 01
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    8.166
    Interesante aportación Paco para añadir a las molestias agudas en el empeine y tomarlas en serio, sin minimizar dicho proceso, por las consecuencias que se pudieran derivar del mismo.

    El reposo hace milagros.

  8. #8
    Fecha de ingreso
    15 ene, 10
    Ubicación
    , , .
    Mensajes
    1
    quote:Originally posted by Garabitas

    Paco, creo que los cordones no parecen ser la causa, así que voy a hablar algo más del empeine:

    Los tendones son órganos con muy escasa irrigación sanguínea, por lo que apenas sufren fenómenos inflamatorios. En cambio, lo que sí tiene una gran reactividad inflamatoria es su vaina sinovial, que al inflamarse repercute sobre el tendón, dando lugar a engrosamientos, adelgazamientos, necrosis o roturas. Es por ello que en muchos casos es más apropiado hablar de tendosinovitis. Se deben citar también en este grupo las afecciones de las zonas de inserción de tendones y/o músculos en hueso, que se incluyen dentro de las llamadas entesitis.

    La causa de estas afecciones puede ser muy variada, pero la sobrecarga mecánica es el factor predominante, y que también influye mucho en el mantenimiento de los síntomas en aquellos casos en que son otros los factores responsables, como reumatismos inflamatorios o infecciones.

    Estas afecciones tienen unas manifestaciones clínicas diversas, pero en general tienen unos hechos comunes que son los siguientes:

    -Son trastornos regionales.

    -Producen un dolor mantenido, sordo, con exacerbaciones relacionadas con algunos movimientos, los que comprometen la estructura lesionada. La contracción voluntaria y resistida del músculo correspondiente y el estiramiento del tendón en el movimiento antagónico desencadenan dolor. Todo ello se acompaña de una movilidad articular pasiva normal.

    El dolor es localizado, aunque en los estadios crónicos es frecuente su irradiación.

    Mejoran con tratamientos locales y con la supresión de los factores mecánicos que las producen.

    Salvo excepciones, las pruebas de laboratorio y los estudios radiológicos son normales.

    A tener en cuenta también : Tendinitis del extensor común de los dedos.

    Es una tendinitis debida a la inflamación por sobrecarga de la vaína sinovial común a los extensores de los cuatro últimos dedos del pie y del tercer peroneo. Hay dolor a la presión sobre la zona del tarso correspondiente a tendones del extensor común de los dedos y en ocasiones, tumefacción y crepitación. También hay dolor contrarresistencia de la extensión dorsal de los dedos y pasiva a la flexión plantar de los mismos. El tratamiento se basa en reposo, AINE y en ocasiones infiltraciones locales.

    Suelen producirse por aumentos bruscos de volumen y/o la intensidad de los entrenamientos (sobresolicitación). El dolor aparece a la realización del ejercicio y cuando se está caliente suele disminuir un poco. El diagnóstico se realiza por la exploración clínica (aumento del dolor cuando se presiona con el dedo la zona lesionada). La RM (resonancia magnética) nos da información del grado de lesión del tendón.

    Recomendaciones: Bajar el volumen y la intensidad del entrenamiento. Vigilar la técnica deportiva y la superficie de entrenamiento. Introducir ejercicios de estiramiento en el calentamiento. Utilizar hielo en la fase aguda. Nos pueden ser de utilidad el masaje, los ultrasonidos, el láser y la onda corta.

    Extendiéndonos un poco más sobre los problemas de

    Dolor en el empeine

    En condiciones normales el apoyo del pie no se realiza sobre toda la superficie de la planta sino que presenta un arco interno que lo eleva en su parte media formando lo que se conoce como "puente" o "empeine".

    Cuando se produce una pérdida o hundimiento de este arco y la planta apoya completamente sobre el suelo se habla de pie plano.

    Hay patologías en las que puede haber dolor en el empeine , sobre todo en el pie cavo, el cual se caracteriza por la elevación anormal del arco plantar que provoca un pié más corto de lo normal, pudiendo aparecer también dedos en garra. "La persona con pie cavo tendrá un empeine bastante alto". Esta deformidad puede producir dolor en el arco longitudinal y una gran incapacidad para la marcha correcta.

    Como resultados de la pérdida de la correcta armonía entre peso corporal y la posición y mal apoyo del pie, sobreviene una ruptura de la mecánica arquitectónica del pie en todas sus estructuras: hueso, posición de sus articulaciones, tensión de sus cápsulas articulares, ligamentos, fascias y aponeurosis plantares, fatiga muscular, deformación de los ejes del pie, de los metatarsianos y dedos, mal apoyo plantar, etc., todo lo cual se traduce en dolor, desgaste articular prematuro (artrosis), contracturas musculares dolorosas y callosidades, todo lo cual constituye la patología ortopédica del pie.

    En conclusión, sea cual sea la patología, las plantillas al igual que unas lentes de contacto o unas gafas pueden corregir, aunque no solucionarán la deformación podal al 100%. Sin embargo, es importante tratarse a tiempo, puesto que con la edad surgen problemas añadidos tan comunes como el sobrepeso y el desgaste óseo, factores que dificultan resultados óptimos y satisfactorios tendrá un empeine bastante alto".
    El peso del cuerpo es un detalle muy importante
    No apretar más los cierres para compensar esta holgura, porque la zapatilla puede cortar la circulación.
    El número de tu zapatilla.

    Si tienes problemas de pies anchos, largos y estrechos, juanetes, gemelos gruesos, pies planos o demasiado puente, es mejor ir a comercios especializados que puedan personalizar las zapatillas.

    Recomendaciones sobre plantillas:

    Las plantillas deben ser siempre prescritas por un médico tras el diagnóstico de un determinado problema del pie en un paciente concreto y deben ser realizadas de forma individualizada en cada persona.

    El uso de plantillas estándar no suele dar buen resultado, incluso puede agravar el problema.

    Las plantillas deben poder utilizarse con cualquier calzado y caber adecuadamente en el zapato de manera que no hagan que el pie se encuentre estrecho en el zapato ni que éste sea tan grande que se puedan desplazar dentro del mismo.
    Deben estorbar y pesar poco para facilitar su uso y ser lavables.

    Y aquí, unos ejercicios para potenciar esta musculatura.

    Más información: En esta página.



Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •