Página 114 de 114 PrimerPrimer ... 1464104112113114
Resultados 3.391 al 3.397 de 3397

Tema: Fotos atletismo clásico.

  1. #3391
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289


    Feliz Cumpleaños,Señor Väätäinen (12.7.1941).





    TE DESEO

    Te deseo primero que ames,
    y que amando, también seas amada.
    Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
    y que después de olvidar, no guardes rencores.
    Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,
    sepas ser sin desesperar.

    Te deseo también que tengas amigos,
    y que, incluso malos e inconsecuentes
    sean valientes y fieles, y que por lo menos
    haya uno en quien confiar sin dudar.

    Y porque la vida es así,
    te deseo también que tengas enemigos.
    Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
    para que, algunas veces, te cuestiones
    tus propias certezas. Y que entre ellos,
    haya por lo menos uno que sea justo,
    para que no te sientas demasiado seguro

    Te deseo además que seas útil,
    más no insustituible.
    Y que en los momentos malos,
    cuando no quede más nada,
    esa utilidad sea suficiente
    para mantenerte en pie.

    Igualmente, te deseo que seas tolerante,
    no con los que se equivocan poco,
    porque eso es fácil, sino con los que
    se equivocan mucho e irremediablemente,
    y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
    sirvas de ejemplo a otros.

    Te deseo que siendo joven no
    madures demasiado deprisa,
    y que ya madura, no insistas en rejuvenecer,
    y que siendo vieja no te dediques al desespero.
    Porque cada edad tiene su placer
    y su dolor y es necesario dejar
    que fluyan entre nosotros.

    Te deseo de paso que seas triste.
    No todo el año, sino apenas un día.
    Pero que en ese día descubras
    que la risa diaria es buena, que la risa
    habitual es sosa y la risa constante es malsana.

    Te deseo que descubras,
    con urgencia máxima, por encima
    y a pesar de todo, que existen,
    y que te rodean, seres oprimidos,
    tratados con injusticia y personas infelices.

    Te deseo que acaricies un gato,
    alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero
    erguir triunfante su canto matinal,
    porque de esta manera,
    te sentirás bien por nada.

    Deseo también que plantes una semilla,
    por más minúscula que sea, y la
    acompañes en su crecimiento,
    para que descubras de cuántas vidas
    está hecho un árbol.

    Te deseo, además, que tengas dinero,
    porque es necesario ser práctico,
    Y que por lo menos una vez
    por año pongas algo de ese
    sólo para que quede claro
    quién es el dueño de quién.

    Te deseo también que ninguno
    de tus defectos muera, pero que si
    muere alguno, puedas llorar
    sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

    Te deseo por fin que, siendo hombre,
    tengas una buena mujer, y que siendo
    mujer, tengas un buen hombre,
    mañana y al día siguiente, y que cuando
    estén exhaustos y sonrientes,
    hablen sobre amor para recomenzar.

    Si todas estas cosas llegaran a pasar,
    no tengo más nada que desearte.

    Sergio Jockymann

    Última edición por kublai; 07/08/2017 a las 19:49

  2. #3392
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289


    ¡El Rey ha muerto;larga vida al Rey!





    OCUPO UN PUNTO QUE SE PIERDE

    Ocupo un punto que se pierde
    en la insignificante sucesión
    de puntos que me forman.
    Soy lo que se ha ido, lo que se hace instante
    y se hace piedra, lo que me amamanta
    y me succiona: un punto más
    en la fuga del ser, en la demolición
    del latido. Y veo estas manos
    que escriben,
    los dedos que moldean el silencio
    y lo transforman en silencio humano.
    Reconozco los ojos que me miran
    desde el cristal, velados por una niebla ardiente:
    corren, inmóviles, como si huyeran
    del cuerpo, o careciesen
    de él; quieren detenerse, pero gritan
    y se ennegrecen,
    y abrevan
    en ácido,
    y se consumen
    en el desorden y la simetría;
    producen tinta:
    son tinta, y pugnan por que todas
    las noches sean una sola noche.
    Y arde la noche,
    desde cuyas profundidades
    observo
    el caer de los cuerpos,
    y me sumo a él:
    glándulas y ataúdes y murmullos
    que circulan por este deshacerme
    en el que estoy
    recluido; afectos
    diseminados
    como metralla
    por un impacto irresistible;
    gavillas
    de espectros
    que corroboran
    la nada.
    Ni siquiera conozco mi pasado: es un cuerpo
    ajeno el que se hospeda en mi cuerpo y concibe
    el poema; son otras hebras las que componen
    el ininteligible
    tapiz del ser, el tabernáculo
    salobre de la madre, el aire
    virginal que es membrana
    del mundo, piel en la que desemboca
    mi piel, y besos
    que escuecen,
    pero silíceos:
    besos como regatos.
    El árbol no es: su copa imita el gesto
    del agua yéndose, y los pájaros
    que lo coronan sobreviven
    en la frontera
    sin líneas de lo fluido.
    Huye su masa:
    su movimiento es su quietud;
    y huyen también mis ojos,
    que tiemblan
    con su temblor
    de suceso limítrofe,
    con el tumulto efímero de su musculatura.
    Tampoco existe el banco
    que veo, ni la injuria de la luz,
    ni la espadaña próxima, arqueada
    como un cisne: todo es vislumbre de la muerte,
    renovada obsesión de la materia
    por exhalar su polvo
    y su indiferencia.
    Lo que está niega el mundo,
    pero es el mundo, y su presente
    es memoria: un oasis de átomos,
    médula apenas médula, entidades amándose,
    o fugitivas. Veo el aire,
    y lo que rompe el aire, y a mí viéndolo;
    y la carne abandona
    su sede,
    y el tiempo
    envejece, y madura el sucinto coágulo
    que es desaparecer. Mis ojos ven
    lo que seré: un cadáver, como ya
    soy, pero exento de lenguaje,
    privado
    de esperma y de sol; algo
    nonato,
    desechado antes
    de concebirse; una partícula
    de este futuro que se ofrece
    hoy, seminal,
    con zarpazos de jade y de ceniza.
    Y en esta percepción me adenso,
    frío como la pez,
    mientras percuten, a mi alrededor,
    los objetos nacientes,
    o los que dejan
    de ser.

    EDUARDO MOGA.






    PS.
    Pienso como Vicente Capitán y los que se han manifestado en el mismo sentido en el foro;el abucheo es totalmente innecesario.Si no te gusta alguien,no le aplaudas.Eso es suficiente.Aún me dura la profunda vergüenza y rabia de la prueba de pértiga en Río.
    Si nos damos cuenta,el atletismo es de los pocos deportes en el que los jueces pueden ser del mismo país que el atleta o el país organizador.Eso habla del "fair play" que impera en él,y que falta en otros,sobre todo ,el principal.Eso debería dejarnos las cosas claras,en mi opinión.
    Nosotros,yo al menos,no queremos que ganen "los nuestros" (sic),sino que yo solo quiero ver belleza,sin sentido patriótico.Quiero emocionarme.Nada más que eso (ni menos).
    Yo no veo ni banderas ni países;veo seres humanos explorando los límites de sus capacidades,y del ser humano en general, y eso me da unas sensaciones muy placenteras.
    También me gustó mucho como Bolt en cierta medida redimió a Gatlin al abrazarlo y protegerlo de "la manada".lo engrandece como ser humano.
    Esto es solo mi opinión.

    Última edición por kublai; 07/08/2017 a las 10:55

  3. #3393
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289


    FELIZ CUMPLEAÑOS,SEÑOR VIREN / 22.7.1949.




    POEMA A LA DURACIÓN (Fragmentos) / 1986.

    Ya hace tiempo que quiero escribir sobre la duración;
    no un artículo ni una obra de teatro, ni una historia—
    la duración pide insistentemente un poema.
    Quiero preguntarme con un poema,
    acordarme con un poema,
    afirmar y guardar con un poema
    lo que es la duración.

    (…)

    "la duración tiene que ver con los años,
    con las décadas, con nuestro tiempo de vida;
    la duración, ella es el sentimiento de la vida."

    (...)

    "La duración es la aventura de todos los años,
    la aventura de lo cotidiano,
    pero no de la ociosidad...

    (...)

    Quisiera, sin embargo, aproximarme
    a la esencia de la duración,
    poder insinuarla, hacerle justicia,
    hacerla vibrar,
    a ella que siempre me da impulso."

    (...)

    "Esto es cosa que ocurre en días, esto dura años":
    Goethe, mi héroe
    y maestro de la palabra objetiva,
    una vez más has acertado:
    la duración tiene que ver con los años,
    con los decenios, con el tiempo de nuestra vida;
    la duración, es el sentimiento de la vida.

    (…)

    "Y debo
    practicar mi amor,
    indefectiblemente, durante años y años,
    para que surjan en mí los momentos de duración..."

    (...)

    Extraño también el sentimiento de duración
    a la vista de algunas pequeñas cosas,
    cuanto más insignificantes más conmovedoras:
    aquella cuchara
    que me ha acompañado en todas las mudanzas,
    aquella toalla
    que ha estado colgada en los más diversos cuartos de baño,
    la tetera y la silla de enea,
    arrumbadas años y años en el sótano
    o guardadas en alguna parte
    y ahora, al fin, otra vez en su sitio,
    ciertamente un sitio distinto de aquel que les corresponde desde siempre,
    pero sin embargo en el suyo.

    (...)

    "El poema de la duración es un poema de amor.
    Trata de un flechazo
    al que siguieron después muchos flechazos.
    Y este amor
    no posee la duración en ningún acto concreto,
    más bien en un antes y un después
    donde, mediante el otro sentido del tiempo que depara el amor,
    el antes también fue después
    y el después también fue antes.
    Ya habíamos sido uno
    antes de unirnos,
    seguimos unidos
    después de unirnos,
    y permanecemos así durante años,
    cadera con cadera, respiración con respiración,
    uno junto a otro.
    Tus cabellos castaños se tiñeron de rojo
    y se volvieron rubios.
    Tus cicatrices se multiplicaron
    y se hicieron inencontrables.
    Tu voz tembló,
    se hizo firme, susurró, vibró,
    se convirtió en una salmodia,
    en el único sonido de la inmensa noche,
    y se hizo silencio a mi lado.

    (...)

    y nuestros cuerpos en lugar de herirse,
    se unieron sin dificultad en uno sólo,
    mientras que, en la pared de la habitación,
    a la luz de las farolas de la calle,
    se movían las sombras de los arbustos del jardín de Europa,
    las sombras de los árboles de América,
    las sombras de los pájaros nocturnos de todas partes."

    (...)

    feliz aquel que tiene sus lugares de duración;
    ya no será, aunque se haya trasladado para siempre a un país extraño,
    sin perspectivas de volver a su mundo,
    nadie a quien han expulsado de su patria.

    (…)

    Bien es verdad que la duración es la aventura del año tras año,
    la aventura de la cotidianeidad,
    pero no es ninguna aventura de la ociosidad,
    no es ninguna aventura del ocio (por muy activo que éste sea).
    Entonces, ¿está vinculada al trabajo,
    a la fatiga, al servicio, a la permanente disponibilidad?
    No, si fuera así tendría una regla,
    entonces pediría tal vez un artículo de un código
    y no un poema.
    He experimentado la duración viajando también,
    soñando, escuchando,
    jugando, observando,
    en un estadio, en una iglesia,
    en muchos urinarios.

    (...)

    "La duración se produce
    cuando encuentro en el niño
    que ha dejado de serlo
    - que es tal vez ya un anciano -
    los ojos de la niñez.

    La duración no está en la piedra imperecedera
    de la antigüedad,
    sino en lo temporal,
    en lo maleable.

    Lágrimas de la duración, ¡qué infrecuentes!
    Lágrimas de felicidad.

    Inseguros temblores de la duración
    que no se dejan solicitar,
    ni rogar:
    ahora estáis unidos
    al poema."

    PETER HANDKE.





    Última edición por kublai; 29/08/2017 a las 15:45

  4. #3394
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289





    Autobiografía

    Como el náufrago metódico que contase las olas
    que faltan para morir,
    y las contase, y las volviese a contar, para evitar
    errores, hasta la última,
    hasta aquella que tiene la estatura de un niño
    y le besa y le cubre la frente,
    así he vivido yo con una vaga prudencia de
    caballo de cartón en el baño,

    sabiendo que jamás me he equivocado en nada,

    sino en las cosas que yo más quería.


    Luis Rosales.






  5. #3395
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289







    Ahora que estamos juntos
    ahora que ha vuelto la inocencia,
    y la disposición visceral de estas paredes,
    ahora que todo está en la mano,
    quiero deciros algo, quiero deciros algo.
    El dolor es un largo viaje,
    es un largo viaje que nos acerca siempre,
    que nos conduce hacia el país donde todos los hombres son iguales,
    lo mismo que la palabra de Dios, su acontecer no tiene nacimiento, sino revelación,
    lo mismo que la palabra de Dios, nos hace de madera para quemarnos,
    lo mismo que la palabra de Dios, corta los pies del rico para igualarnos en su presencia,
    y yo quiero deciros que el dolor es un don
    porque nadie regresa del dolor y permanece siendo el mismo hombre.

    Todo llega en la vida por sus pasos contados,
    la primavera y el verano, la ignorancia y la lluvia,
    porque no hay nada gratuito,
    no hay alegría, por pequeña que sea,
    que no tenga que conseguirse
    como la hormiga testaruda lleva su carga tronco arriba;
    no hay alegría, por importante que nos parezca,
    que no termine convirtiéndose en ceniza o en llaga,
    pero el dolor es como un don,
    nadie puede evitarlo,
    las esperanzas, el amor, el dinero,
    todos los bienes terrenales,
    todos los bienes que llegan, o no llegan, en la vida ya el humo de las velas
    siempre están contenidos por él y son igual que pájaros que vuelan sobre el mar,
    y son igual que pájaros,
    por más y más que vuelen nunca se apartan de su fin.
    Ahora que estamos juntos
    y siento la saliva clavándome alfileres en la boca,
    ahora que estamos juntos
    quiero deciros algo,
    quiero deciros que el dolor es un largo viaje,
    es un largo viaje que nos acerca siempre vayas a donde vayas,
    es un largo viaje, con estaciones de regreso,
    con estaciones que no volverás nunca a visitar,
    donde nos encontramos con personas, improvisadas y casuales,
    que no han sufrido todavía […]
    pero el dolor es la ley de gravedad del alma,
    llega a nosotros iluminándonos,
    deletreándonos los huesos,
    y nos da la insatisfacción que es la fuerza con que el hombre se origina a sí mismo,
    y deja en nuestra carne la certidumbre de vivir
    como han quedado las rodadas sobre las calles de Pompeya.
    Es el miedo al dolor y no el dolor quien suele hacernos pánicos y crueles,
    quien socava las almas
    como socavan la ribera las orillas del río,
    y yo he sentido su calambre desde hace mucho tiempo,
    y yo he sentido, desde hace mucho tiempo, que el curso de sus aguas nos arrastra,
    nos mueve las raíces sin dejarnos crecer,
    y nos empuja, y nos sigue empujando hasta juntarnos
    en esta habitación que es ya un rescoldo mío,
    en esta habitación en donde las baldosas se levantan un poco
    y ya no vuelven a encajar en su sitio
    como la tierra removida ya no cabe en su hoyo:
    tal vez a nuestro cuerpo le ocurra igual…

    LUIS ROSALES.








  6. #3396
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289

  7. #3397
    Fecha de ingreso
    02 dic, 07
    Mensajes
    4.289






    Un jefe de bardos imparcial soy para Elphin. Mi país habitual es la tierra del Querubín.
    Johannes el Adivino me llamaba Merddin, al final todos los reyes me llamarán Taliesin.
    Estuve casi nueve meses en el vientre de la bruja Caridwen; era al principio el pequeño Gwion, al final soy Taliesin.
    Yo estaba con mi Señor en la esfera más alta cuando Lucifer cayó en las profundidades del Infierno.
    Yo llevé la bandera delante de Alejandro. Conozco los nombres de las estrellas desde el norte hasta el sur.
    Yo era en Caer Bedion tetragrámaton; conduje a Heon (el Espíritu Divino), hasta el valle de Ebrón.
    Yo estaba en Canaán cuando mataron a Absalón; yo estaba en la Corte de Dón antes que naciera Gwydion.
    Yo estaba en la grupa del caballo de Elías y Enoch; yo estaba en la alta cruz del misericordioso Hijo de Dios.
    Yo era el inspector principal en la construcción de la torre de Nímrod;; he residido tres veces en el castillo de Arianrhod.
    Yo estaba en el Arca.. con Noé y Alfa; vi la destrucción . de Sodoma y Gomorra.
    Yo estaba en Africa (¿Asia?) antes de la fundación de Roma; ahora vengo aquí a los restos de Troya.
    Yo estaba con mi Rey en el pesebre del asno; Sostuve a Moisés a través de las aguas del Jordán.
    Yo estaba en el firmamento con María Magdalena; obtuve mi inspiración de la Caldera de Caridwén.
    Yo era bardo del arpa de Deon de Llychlyn; he padecido hambre con el Hijo de la Virgen.
    Yo estuve en la Colina Blanca en la Corte de Cynvelyn, con cepos y grilletes durante un año y medio.
    He estado en la despensa en el país de la Trinidad, no se sabe cuál es la naturaleza de su carne y su pescado.
    He sido instruido en todo el sistema del universo; estaré hasta el Día del Juicio en la faz de la tierra.
    He estado en una silla incómoda sobre Caer Sidin, y en la esfera que gira sin movimiento entre tres elementos.
    ¿No es el enigma del mundo que no puede ser descubierto?

    Robert Graves (La Diosa Blanca).






Página 114 de 114 PrimerPrimer ... 1464104112113114

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •